Ir a contenido

LA CRISIS GRIEGA

Varoufakis vuelve a cargar contra el rescate de Grecia y Tsipras

El ex ministro de finanzas heleno asegura en su blog que en el acuerdo pactado con el Eurogrupo se culpa a los griegos y que se trata de una "tortura financiera"

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Yanis Varoufakis, exministro de Finanzas de Grecia, comparece ante los medios.

Yanis Varoufakis, exministro de Finanzas de Grecia, comparece ante los medios. / REUTERS / ALKIS KONSTANTINIDIS

El popular exministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis sigue dando mucha guerra. Desde el Parlamento y los micrófonos, pero también a través de su blog. En su última entrada el economista ha analizado, con su particular crítica irónica y contundente, el acuerdo al que llegaron las autoridades helenas y europeas sobre el tercer rescate de Grecia. “Después de cinco meses de independencia Grecia vuelve a ser un apéndice de la Troika”.

Varoufakis no tardó en criticar las reformas aceptadas por el que hace poco era su compañero de gobierno Alexis Tsipras. Sus duras declaraciones al acuerdo, que calificó de ser un “Golpe de Estado” y el próximo Tratado de Versalles, fueron un golpe al ejecutivo de Syriza y a la concesión 'in extremis' del primer ministro.

GOLPE AL ACUERDO

Ahora, Varoufakis nos deja otras perlas en su artículo donde compara al acuerdo con una práctica de tortura fiscal. El exministro de Finanzas ha publicado la carta del acuerdo y en rojo ha señalado sus anotaciones, donde describe lo que realmente significan los términos utilizados por el Eurogrupo para describir el pacto. “Quieren convertir Grecia en un sitio sin democracia controlado por los tecnócratas de Bruselas”, lamenta, “para que se reduzcan aún más los salarios más bajos y se aumenten los de los amigos funcionarios de la Troika”.

Tsipras intenta vender el acuerdo a los griegos. Ya ha asegurado que no le gusta ideológicamente pero que la situación del país le ha forzado a aceptar las condiciones impuestas por Europa y que aún así ha podido forzar un mejor resultado. Con la carta, Varoufakis torpedea esa intención de Tsipras y remarca que todos los puntos acordados tienen un impacto negativo para los griegos.

“El gobierno de Syriza debe aceptar la mentira de que fue su culpa, y no de las tácticas de presión y asfixia de los acreedores, las que causaron el deterioro económico sostenido de los últimos seis meses. Se le pide a la víctima tomar la culpa en nombre del villano”, sentencia.