LA CRISIS GRIEGA

Schulz y Hollande; posturas opuestas frente a un 'no' de Grecia

El primero avisa de que Atenas deberá buscar otra moneda y el segundo apuesta por seguir negociando

El presidente francés recibirá este lunes a Angela Merkel para debatir la situación

 Martin Schulz, François Hollande y Angela Merkel, el pasado 25 de junio en Bruselas.

 Martin Schulz, François Hollande y Angela Merkel, el pasado 25 de junio en Bruselas. / EFE / JULIEN WARNAND

3
Se lee en minutos

La Unión Europea sigue con expectación el desarrollo del referéndum de Grecia, en el que los griegos deben decidir si votan 'sí' a la propuesta de ajuste de la troika (UE, BCE y FMI) o votan 'no' como les pide el primer ministro, Alexis Tsipras. Y en el seno de la Unión las posturas no están claras, como prueban las declaraciones contradictorias del presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y de Francia a través de su ministro de Economía, Emmanuel Macron. Mientras el primero ha advertido de que si Grecia vota 'no' deberá buscarse otra moneda, el segundo ha apostado por seguir negociando a partir del lunes, pase lo que pase en el referéndum. El presidente francés, François Hollande, se reunirá este lunes en París con la cancillera Angela Merkel para discutir la situación.

En declaraciones a la emisora alemana 'Deutschlandfunk', Martin Schulz se ha mostrado contundente ante la posibilidad de que los griegos se nieguen a aceptar la propuesta de la troika. "¿Seguirá Grecia en el euro tras este referéndum? Ciertamente es así, pero si dicen que 'no', deberán introducir otra moneda tras el plebiscito porque el euro ya no estará disponible como medio de pago", ha afirmado.

"Y en el momento en que alguien introduce una nueva moneda, sale de la eurozona. Es un elemento que me da esperanzas de que la gente no vote 'no' en el referéndum", ha añadido. "Además, en el caso de que el referéndum sea negativo, no existirá un marco de negociación para la gestión de la deuda y el desarrollo de Grecia", ha remachado.

"HACER ESFUERZOS"

Más conciliador, el ministro francés de Economía, Emmanuel Macron, ha opinado que incluso en caso de que el 'no' gane, desde este lunes habrá que volver a discutir un acuerdo con Atenas para impedir la salida de Grecia del euro, que sería el primer retroceso del proyecto de construcción europea. Asimismo ha subrayado que también la UE deberá "hacer esfuerzos"

"Se trata de encontrar un compromiso para Grecia basado en las reformas, en una deuda sostenible, en una evolución de la situación financiera --para lo que nosotros también tendremos que hacer esfuerzos--, en un acompañamiento administrativo, político",ha dicho Macron.

El objetivo tiene que ser "la integración más fuerte de la zona euro. Porque si hemos llegado hasta aquí es porque durante diez años hemos vivido en un malentendido que nos ha llevado a esta situación" y porque "la zona euro sin una solución y una ambición, quiere decir que mañana habrá otras Grecias".

Macron ha repartido culpas de la situación a Grecia y también a la UE. Así, a su juicio, El problema de fondo que ha llevado a la crisis actual ha sido "la irresponsabilidad de los responsables griegos durante un decenio, que dejaron que los salarios subieran y no hicieron reformas", pero también el resto de los socios del euro, que veían lo que ocurrían y no dijeron nada.

PREPARADOS EN LONDRES

Desde Londres, el ministro británico de Economía, George Osborne, ha asegurado que el Reino Unido "está preparado" para hacer frente al "cualquier resultado" que se produzca en el referéndum griego.

En una entrevista con la cadena pública BBC, el titular de Finanzas ha explicado que el Gobierno de David Cameron ha elaborado "planes" de contingencia ante "cualquier decisión que tome Grecia" en la consulta. "Creo que nadie duda de que la situación griega tiene un impacto sobre la economía europea, la cual tiene un impacto sobre la nuestra. No somos inmunes a estos acontecimientos", ha dicho Osborne.

Osborne ha mostrado empatía hacia los griegos por "las dificultades que están atravesando". "No es culpa suya, es culpa de algunos gobiernos terribles que ha tenido en el pasado", ha opinado antes de afirmar que las reglas de la zona euro deben ser respetadas.

LA ALERTA DEL BUNDESBANK

Noticias relacionadas

Y en Alemania, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha advertido a Angela Merkel --una de las impulsoras de la máxima dureza con Grecia-- que si Atenas sale del euro el presupuesto de Alemania se resentirá en miles de millones de euros.

Según publica el diario 'Handelsblatt' citando fuentes del Gobierno alemán, Weidmann ha alertado de que el banco central alemán tendría unas pérdidas de más de 14.400 millones de euros.