Merkel, Hollande y Rajoy reúnen de emergencia a sus gobiernos

El FMI afirma tener preparadas medidas en caso de contagio a otros países del sur

Washintgon hace un llamamiento a Grecia y sus acreedores a retormar el diálogo

Un individuo pasa ante un grafiti con la palabra ’no’ en alemán, en referencia al referéndum sobre la propuesta de los acreedores.

Un individuo pasa ante un grafiti con la palabra ’no’ en alemán, en referencia al referéndum sobre la propuesta de los acreedores. / AP / ARIS MESSINIS

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / WASHINGTON / PARIS / BERLÍN

La ruptura de las negociaciones entre el Eurogrupo y Grecia y una posible salida del país heleno de la moneda común puede generar inestabilidad en las economías de otros países, en especial Italia, España, Irlanda y Portugal. Lo imprevisible de una situación que ayer parecía fuera de control llevó a los jefes de Gobierno de Alemania, Francia y España a convocar de urgencia para hoy.

La cancillera alemana, Angela Merkel, convocó para el mediodía de hoy una reunión con los líderes de los principales partidos alemanes, tanto los de la coalición de Gobierno, como los que se encuentran en la oposición. Ahí se encontrará una opiniones muy críticas con Grecia. Líderes de los dos principales partidos políticos alemanes no ocultaron su irritación por la situación crítica generada tras la convocatoria del referéndum en Grecia. El vicecanciller, ministro de Economía y líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, canceló un viaje a Israel y en declaraciones al rotativo bávaro Süddeutsche Zeitung, se declaró «horrorizado» de que el Ejecutivo de Alexis Tsipras rechazara «una amplia oferta que incluía un tercer programa de ayuda y la posibilidad de reestructurar la deuda».

ESPÍRITU CONCILIADOR DE FRANCIA 

En Francia, el presidente François Hollande también celebrará un consejo de ministros extraordinario con el primer ministro, Manuel Valls, y los titulares de Exteriores y Finanzas. París ha sido más condescendiente con Atenas que Berlín, y precisamente ayer Valls no quiso cerrar la puerta a un posible acuerdo. Dio a entender que su Gobierno haría lo necesario para evitar una ruptura definitiva y abogó por mantener la ayuda financiera del Banco Central Europeo, que permite a los bancos griegos tener liquidez.

Mientras, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, convocó para primera hora de hoy a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos para analizar la situación. Además, ayer telefoneó al secretario general del PSOE, para comentar la situación.

La inquietud se trasladó ayer al otro lado del Atlántico, donde el Gobierno de EEUU se decidió a meter baza de forma contundente. Así, a última hora de la tarde, el Departamento del Tesoro difundió un comunicado en que de forma explícita reclamaba a Grecia y a sus acreedores la vuelta a la mesa de negociación. «Es importante para todos continuar trabajando para hallar una solución», señala el texto.

«CRÍTICAMENTE IMPORTANTE» 

Noticias relacionadas

El comunicado apareció horas después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, y la cancillera alemana hablaran por teléfono y se mostraran de acuerdo en que era «críticamente importante» hacer esfuerzos para que Grecia regresara a la senda del crecimiento.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional intentó transmitir la sensación de que tiene listo un cortafuegos para evitar un contagio a otras economías. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, declaró que su organización seguirá de forma atenta la evolución de la situación y que en caso de un efecto contagio a estos países más expuestos a turbulencias, actuaría rápidamente. «Los próximos días son importantes; el FMI continuará monitorizando la situación en Grecia y en los países vecinos y está dispuesto a prestar su asistencia en caso de necesidad», dijo la máxima responsable del organismo financiero, sin precisar la naturaleza de esta ayuda, o si será técnica o financiera.