06 jun 2020

Ir a contenido

Los sirios refugiados en Turquía cuentan las atrocidades del Estado Islámico

La coalición recupera la ciudad de Tall Abyad, bajo control del EI

Una refugiada siria en la frontera turca de Akçacale.

Una refugiada siria en la frontera turca de Akçacale. / UMIT BEKIAS (EFE)

Los primeros refugiados sirios en Turquía procedentes de la ciudad siria de Tall Abyad han empezado a regresar a la localidad después de que las fuerzas de la coalición la hayan recuperado de manos del Estado Islámico (EI). Alrededor de dos centenares de hombres mujeres y niños, cargados con sus escasas pertenencias, esperaban la mañana del miércoles en el puesto fronterizo de Akçacale, en el sur de Turquía, reabierto por las fuerzas de seguridad.

Apoyados por las fuerzas aéreas de la coalición antiyihadista dirigida por EEUU y grupos rebeldes sirios, las unidades de protección del pueblo kurdo retomaron el control de Tall Abyad. El combate por liberar a la ciudad siria del control del EI ha provocado, desde inicios de mes, el éxodo de 23.000 sirios hacia la vecina Turquía.

De entre los habitantes de Tall Abyad que lograron alcanzar Turquía se repiten los testimonios que explican lo que supone "vivir con miedo" bajo el yugo de los islamistas radicales. Relatan cómo se vive bajo las imposiciones de la sharia y cómo los hombres vestidos completamente de negro recorren las calles.

"Los que llegan de la ciudad nos cuentan que nuestras hijas pueden ser obligadas a casarse a los 8 años y que los salones de belleza son obra de Satán", relata Vefa Hesyni, de 32 años.