07 ago 2020

Ir a contenido

NUEVA CARRERA ARMAMENTÍSTICA EN EUROPA DEL ESTE

Rusia desplegará en Kaliningrado misiles balisticos si la OTAN se refuerza en Polonia y el Báltico

El Kremlin prevé fortificar con tanques, artillería y aviones la frontera occidental rusa

MARC MARGINEDAS / MOSCÚ

Un soldado vigila con unos prismáticos desde un tanque con ocasión de los ejercicios militares de la OTAN ’Noble Jump’ en Swiętoszów (Polonia).

Un soldado vigila con unos prismáticos desde un tanque con ocasión de los ejercicios militares de la OTAN ’Noble Jump’ en Swiętoszów (Polonia). / LECH MUSZYNSKI (EFE)

Rusia responderá al despliegue militar que planea EEUU en el este de Europa, sin precedentes desde el final de la Guerra Fría, filtrado el domingo pasado por la prensa estadounidense y confirmado posteriormente por las autoridades de Lituania. Según ha constatado este lunes en Moscú en una conversación con un periodista de la agencia Interfax el general Yuri Yakubov, coordinador de la Administración de Inspectores Generales del Ministerio de Defensa, "en el caso de que armas pesadas de EEUU, entre ellas tanques, sistemas de artillería pesada y otras armas se desplieguen realmente en el este de Europa y los países del Báltico, ese será el paso más agresivo que ha llevado a cabo el Pentágono y la OTAN desde la Guerra Fría del pasado siglo; y Rusia no ahorrará medidas para reforzar sus medios y su defensa en el frente estratégico occidental".

TANQUES, ARTILLERÍA Y AVIACIÓN

Entre las medidas que planea el Kremlin si el despliegue de la Alianza Atlántica se acaba materializando - Moscú oficialmente aún no ha respondido a la medida ya que espera a recibir una confirmación procedente de una fuente gubernamental- se incluye, según Yakubov, el refuerzo militar de todo el perímetro de la frontera occidental rusa, con nuevas formaciones de tanques, artillería y aviación.

Una medida que a buen seguro inquietaría más en Europa Occidental será el rearme en el enclave de Kaliningrado, la antigua Prusia Oriental, convertida hoy en un pedazo de territorio ruso entre Polonia y Lituania. es decir, la retaguardia de la OTAN. "Se dotará a la brigada  de misiles de Kaliningrado de los nuevos sistemas tácticos Iskander", advirtió Yakubov. Los misiles Iskander son proyectiles casi balísticos de corto alcance, con un alcance de 280 kilómetros y susceptibles de ser dotados de cabezas nucleares. La primera ocasión en que se habló de semejante medida fue en el 2008, cuando el entonces presidente Dmitri Medvédev aireó tal posibilidad como respuesta al despliegue del escudo antimisiles en Polonia.

Por último, las Fuerzas Armadas rusas también están considerando un reforzamiento sustancial de su presencia militar en Bielorrusia, país fronterizo con Polonia y Lituania y aliado de Moscú.