El jefe del Estado Islámico reaparece y dice que el "islam es la religión de la guerra"

Al Baghdadi hace público una grabación de audio semanas después de que la prensa dijera que estaba gravemente herido

Al Baghdadi en una mezquita de la ciudad iraquí de Mosul el pasado mes de julio.

Al Baghdadi en una mezquita de la ciudad iraquí de Mosul el pasado mes de julio. / AFP

1
Se lee en minutos

El jefe del Estado Islámico, el emir Abou Bakr al-Baghdadi, reapareció ayer en una grabación de audio en la que pide a los musulmanes que "emigren" al califato proclamado por su grupo y que abarca el norte de Irak y parte del este de Siria. Es la primera vez que Al Baghdadi da señales de vida en los últimos seis meses.

La grabación se ha hecho pública después de que el diario británico The Guardian afirmara el pasado 21 de abril que el jefe yihadista  había sido gravemente herido en un ataque aéreo de la coalición  internacional encabezada por Estados Unidos el 18 de marzo, información que poco después desmintió el propio Pentágono.

A pesar de que no ha podido ser confirmada la autenticidad del audio, todo parece indicar que la voz  es la de Al Baghdadi. La grabación, de unos 30 minutos de duración, es reciente ya que se refiere a la interveción militar de Arabia Saudí en Yemen el pasado 26 de marzo para frenar el avance de los chiís. 

Según afirma el jefe yihadista. "emigrar" al califato, proclamado en junio de 2014, o hacer la yihad en su país es la "obligación" de todo musulmán.  "El islam nunca ha sido la religión de la paz, el islam es la religión de la guerra", advierte.

Noticias relacionadas

¿No ha llegado ya el  momento de que sepáis que no hay fuerza, ni honor, ni seguridad, ni derecho que bajo la sombra del califato?

En otro momento de la grabación critica a los sunis de la provincia iraquí de Al Anbar que huyen del territorio para buscar refugio en Bagdad, bajo la protección del gobierno dirigido por chiís. También anima a sus combatientes a avanzar hacia la capital iraquí y hacia la ciudad santa chií de Kerbala, al sur del país árabe.