Ir a contenido

EN OREGÓN

Multados unos pasteleros con 124.000 euros por negarse a hacer un pastel para una boda gay

Los propietarios de una pastelería de Oregon argumentaron que hacer ese dulce iba contra sus creencias

Entrada de la pastelería Sweet Cakes, cuyso propietarios han sido multados con 124.000 euros por negarse a hacer un pastel para una boda gay.

Entrada de la pastelería Sweet Cakes, cuyso propietarios han sido multados con 124.000 euros por negarse a hacer un pastel para una boda gay. / AP / EVERTON BAILEY JR.

Los propietarios de una pastelería de Oregón se arriesgan a ser condenados a pagar una multa de 135.000 dólares (124.000 euros) por haberse negado a hacer el pastel para una boda gay. Un juez de la  Oficina del Trabajo y la Industria de Oregon  (BOLI) ha recomendado la imposición de esa multa en concepto de pago por los daños emocionales que los propietarios de la pastelería Sweet Cakes causaron a una pareja de mujeres.

La multa no es definitiva y puede ser mayor o menor según lo decida el comisionado laboral del Estado, Brad Avakian. La multa ha suscitado una gran polémica, sobre todo en las redes sociales, donde se han multiplicado los mensajes tanto de apoyo como de condena a la pareja de pasteleros.

Los hechos se produjeron en el 2013, cuando Aaron Klein, propietario junto a su esposa Melissa de la pastelería, rechazaron hacer un pastel para la boda de dos mujeres lesbianas. Las afectadas denunciaron ante la justicia a los dueños de la pastelería. En su sentencia, el BOLI señala que "bajo la ley de Oregón, los comerciantes no pueden negarse a prestar un servicio por la orientación sexual de un cliente, lo mismo que no pueden negarse a atender a alguien por su raza, sexo, incapacidad, edad o religión".

COLECTA CRISTIANA

Los pasteleros justificaron su rechazo argumentando que su fe cristiana les impedía colaborar con un tipo de boda que contradecía sus creencias. Varias entidades cristianas se han apresurado a facilitar apoyo a los pasteleros. Así, la Family Research Council, una entidad cristiana antiabortista, ha hecho una colecta para que los condenados puedan pagar la deuda.