CAMPAÑA BRITÁNICA

Los nacionalistas escoceses se presentan como una fuerza constructiva para todo el Reino Unido

La líder del SNP, Nicola Sturgeon, coloca el fin de la austeridad "como prioridad número uno"

1
Se lee en minutos
BEGOÑA ARCE / LONDRES

Nicola Sturgeon ha tratado de tranquilizar a los votantes británicos que ven a los independentistas escoceses como el gran peligro en las elecciones legislativas dentro de poco más de dos semanas. La líder del Partido Nacional Escocés (SNP) ha prometido durante la presentación en Edimburgo del programa electoral trabajar de manera "responsable y constructiva" con el resto de las fuerzas políticas. Sturgeon se propone "hacer una Escocia más fuerte" con el voto de sus conciudadanos, al que ha pedido apoyo. "Si votáis al SNP el 7 de mayo, haremos que vuestra voz se oiga más fuerte y con más claridad en el Parlamento de Westminster".

 El SNP va camino de borrar del mapa a los laboristas en Escocia y de lograr medio centenar de escaños en Londres, algo que podría otorgarles la llave para decidir quién será el próximo primer ministro. Sturgeon ha ofrecido una alianza al jefe del laborismo. Ed Miliband ha rechazado una coalición o un pacto formal, pero ha dejado abierta la posibilidad de otro tipo de pactos.

Noticias relacionadas

 En su programa, el SNP pide el fin de la política de austeridad, objetivo que será "nuestra prioridad número uno". También prevé un incremento en la contribución a la sanidad pública (NHS), la construcción de 100.000 casas sociales a precios asequibles y el aumento del salario mínimo y de los impuestos para los salarios superiores a las 150.000 libras.

Sturgeon ha tratado de calmar el miedo de quienes, especialmente en Inglaterra, ven a los independentistas saltar a la política nacional. Por eso ha presentado a su partido como "una fuerza progresista" que busca el bienestar de todo el país. "Si el SNP tiene una posición influyente tras estas elecciones, vamos a ejercer esa influencia de manera responsable y constructiva y siempre vamos a ejercerla para interés, no solo de Escocia, sino de todo el Reino Unido".