09 jul 2020

Ir a contenido

CATÁSTROFE EN EL MAR

Un fracaso cantado

La sustitución del dispositivo Mare Nostrum por la operación europea Tritón ha provocado muchas más muertes

Su dotación es mas limitada y su principal objetivo es vigilar fronteras

ROSSEND DOMÊNECH / ROMA

La sustitución, el pasado noviembre, del dispositivo italiano Mare Nostrum -cofinanciado por la UE-por la operación Tritón, dispositivo de Frontex, la agencia europea de Fronteras, ha provocado muchas más muertes en el intento de los emigrantes de atravesar el Mediterráneo, como habían previsto todas las organizaciones humanitarias. Frente a los 1.500 que han muerto en lo que va de año, menos de 50 lo hicieron el año pasado en el mismo periodo.

Mare Nostrum comenzó en octubre del 2013, terminó en octubre 2014 y disponía de un presupuesto mensual de 9,3 millones de euros. En noviembre fue sustituida por Tritón, con 2,9 millones de euros mensuales y la colaboración voluntaria de 21 países cuya lista Frontex no facilita, aunque se sabe que España está entre ellos. Además de un diferente presupuesto, las dos operaciones tenían una misión distinta: humanitaria la primera, defensa de fronteras la segunda, con el salvamento de vidas en segundo plano.

Mare Nostrum operaba dentro de las aguas territoriales libias (a 30 millas de su costa), mientras que Tritón actúa solo en aguas territoriales europeas. Mare Nostrum disponía de cuatro helicópteros, tres aviones ATR, dos patrulleros, dos corbetas, dos drones y una nave anfibia. Tritón cuenta con solo un helicóptero, dos aviones y siete patrulleros. Cuando el centro operativo de la guardia costera de Roma recibe una alarma, entran en función numerosos otros dispositivos a cargo de Italia, como lanchas policiales y de la misma guardia costera y también navíos de guerra, situación política y bélica en Libia.

Las organizaciones humanitarias Médicos sin Frontera (MSF) y Amnistía Internacional (AI) denunciaron que era muy probable que a partir del momento en que se produjera el cambio del operativo, habría un mayor número de muertos, precisamente por la diferencia entre ambos dispositivos. «Se pone en riesgo las vidas de millares de iemigrantes y refugiados que intentan alcanzar Europa», dijo Amnistía.

LA COMISIÓN EUROPEA, CLARA

«La misión Tritón consiste en ayudar a los italianos a proteger la frontera sur del continente y solo en caso de necesidad ocuparse de socorros. Queda claro que Tritón no reemplazará Mare Nostrum, ni tiene intención de hacerlo», dijo Cecilia Malmstrom, cuando era comisaria de Interior de la UE. Según esta responsable, «Tritón es un instrumento a disposición de las autoridades italianas», pero no sustitutye a las obiligaciones de Italia en cuanto al control de fronteras y salvamento de personas que necesiten socorro.

Gil Arias Fernández, director ejecutivo de Frontex añadió desde la sede en Varsovia, que su agencia «no puede sustituir a los estados miembros en la responsabilidad de controlar sus fronteras» .