VIOLENCIA EN ASIA CENTRAL

El Estado Islámico provoca su primera matanza en Afganistán

El grupo yihadista reivindica el atentado suicida que causa 34 muertos en Jalalabad

El presidente Gani declara que el ataque abre «un nuevo tipo de guerra» en el país

Civiles y militares afganos corren tras el atentado suicida cometido en Jalalabad, este sábado.

Civiles y militares afganos corren tras el atentado suicida cometido en Jalalabad, este sábado. / REUTERS / PARWIZ

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO / KABUL

El Estado Islámico (EI) ha reivindicado este sábado el atentado suicida que provocó al menos 34 muertos, entre ellos varios niños, y un centenar de heridos en el este de Afganistán. El ataque, dirigido contra civiles y militares en la ciudad de Jalalabad, constituye la primera matanza indiscriminada del grupo yihadista en territorio afgano y un salto cualitativo en su expansión hacia el sur de Asia.

En un discurso televisado, el presidente afgano, Ashraf Gani, aseguró que el atentado, sumado a otras acciones atribuidas al EI en Afganistán como «decapitaciones y secuestros», eran «signos de un nuevo tipo de guerra» en el país asiático y una «grave amenaza». «La lucha contra esta guerra es nuestra obligación colectiva», añadió Gani.

El ataque suicida tuvo lugar a primera hora en la entrada del Banco de Kabul en Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, cuando decenas de personas, incluidos militares y funcionarios del Gobierno, esperaban para cobrar su salario. Un insurgente estrelló su motocicleta contra la multitud, detonando los explosivos que portaba en el chaleco. Jalalabad registró luego otras dos explosiones, una de ellas controlada, que no provocaron víctimas.

El EI reivindicó la matanza en un mensaje remitido a la agencia Pajhwok por Shahidulá Shahid, exportavoz del principal grupo talibán paquistaní, el TTP, destituido a finales del 2014 por jurar lealtad al EI y que ahora ocupa el puesto de portavoz del grupo yihadista en Afganistán.

Un portavoz de los talibanes afganos, Zabihullah Mujahid, condenó en Twitter el ataque suicida y la otra explosión sin víctimas. «Los condenamos y negamos nuestra participación en ambos», escribió.

LLAMAMIENTO

Te puede interesar

Tras esa condena, el presidente Gani pidió a los talibanes afganos, derrocados por las tropas de EEUU en el 2001, que aparquen sus «diferencias políticas» con el Gobierno. «Hoy es el día en el que podéis elegir con quién queréis estar. Si os consideráis afganos, venid y permaneced al lado de vuestro Gobierno. Si sois títeres de los extranjeros [por el EI], entonces id con ellos. La nación afgana sabe cómo lidiar con los traidores», sentenció.

En los últimes meses se ha culpado al EI de cometer varias acciones en Afganistán, como la decapitación de cuatro civiles en la provincia de Ghazni o el secuestro en varias zonas de miembros de la minoría étnica hazara y de musulmanes chiís.