Lubitz, a su exnovia: "Todo el mundo conocerá mi nombre y lo recordará"

"Un día voy a hacer algo que va a cambiar todo el sistema", le dijo el copiloto de Germanwings a Maria W. cuando eran pareja

Las declaraciones de la exnovia de Andreas Lubitz, en el diario alemán ’Bild’.

Las declaraciones de la exnovia de Andreas Lubitz, en el diario alemán ’Bild’. / BILD

Se lee en minutos

La exnovia del copiloto de Germanwings que causó deliberadamente la caída del Airbus A320 en los Alpes franceses ha dicho en una entrevista publicada este sábado en el diario alemán 'Bild' que Andreas Lubitz le había dicho que un día "todo el mundo conocería su nombre".

"Cuando oí lo de la catástrofe, me vino una y otra vez a la mente una frase que decía: 'Un día haré algo que cambiará todo el sistema y entonces todos conocerán mi nombre y lo recordarán'. Nunca sabía a qué se refería, pero ahora cobra sentido", afirma en la entrevista Maria W. (nombre ficticio), auxiliar de vuelo de 26 años .

La azafata ha declarado haber mantenido el año pasado una relación en secreto con el copiloto que duró unos cuantos meses. "Durante los vuelos era una persona amable y abierta", ha subrayado. La joven ha señalado que "en la intimidad era muy tierno, una persona que necesitaba ser querida. Era una buena persona, que podía ser tan dulce, y regalaba flores".

"Siempre hablábamos mucho de trabajo y entonces se convertía en otra persona, se alteraba por las condiciones en las que tenemos que trabajar: poco dinero, miedo por el contrato, demasiada presión", ha agregado tras asegurar que se separó de Lubitz porque cada vez tenía más claro que "tenía problemas": "De repente perdía los estribos durante una conversación y me gritaba. Yo tenía miedo. Una vez incluso se encerró durante un buen rato en el baño".

SUFRÍA PESADILLAS

Según la auxiliar de vuelo, Lubitz sufría pesadillas y se despertaba por la noche gritando que se iban a estrellar. "Sabía ocultar muy bien ante los demás lo que le pasaba realmente. (...) De su enfermedad nunca habló mucho, solo que estaba en tratamiento psiquiátrico", ha explicado.

Te puede interesar

La azafata cree que su exnovio estrelló deliberadamente el aparato "porque se dio cuenta de que debido a sus problemas de salud su gran sueño de un empleo en Lufthansa, de trabajar como comandante y piloto de rutas de larga distancia era prácticamente imposible". "Si a ello se suman problemas de pareja, no lo sé", ha añadido la mujer.

El copiloto tenía una nueva novia que trabaja como profesora en Krefeld, una localidad del estado federado de Renania del Norte-Westfalia, y con la que vivía en su apartamento de Düsseldorf, que ya ha sido registrado por las autoridades alemanas.