El fiscal de Marsella mantiene que el siniestro es un "homicidio involuntario"

Robin no cree que Andreas Lubitz tuviera intención de matar a los pasajeros, pero "sí de destruir el avión"

Así fueron los 10 últimos minutos del vuelo de Germanwings

Se lee en minutos

El fiscal de Marsella, Brice Robin, encargado del caso del siniestro del avión de Germanwings, Germanwings,ha declarado que el incidente es un caso de "homicidio involuntario" porque no cree que el copiloto Andreas Lubitz tuviera intención de matar a los pasajeros a la hora de estrellar el aparato.

"Estuvimos a punto de cambiar la calificación", ha hecho saber Robin al diario francés 'La Provence', pero que tal decisión no tuvo lugar por una cuestión de objeto e intención. En el aparato volaban 150 personas, 50 españoles.

Te puede interesar

El acto de copiloto se debió a un "deseo espontáneo de destruir el avión", y para que el caso hubiera sido considerado asesinato, "debía haber sido consciente de que quería matar", ha dicho Robin.

Los equipos de la policía científica de los Mossos d'Esquadra, Guardia Civil y Policía Nacional que trabajan coordinadamente en Barcelona prevén tener la semana que viene el 100% del código genético de las personas que viajaban en el avión.