TRAGEDIA EN LOS ALPES

La policía encuentra en la casa del copiloto una "prueba significativa"

Los investigadores dicen que la pista no es una nota de suicidio pero podría explicar por qué el joven estrelló el avión

El registro de su casa en Düsseldorf y de la vivienda de sus padres, en Motabaur, ha durado más de cuatro horas

Vídeo del registro policial en casa Andreas Lubitz, copiloto del avión de Germanwings. / YOUTUBE

Se lee en minutos

Tras un registro de más de cuatro horas en su apartamento en Düsseldorf y en la casa de sus padres, en la localidad de Montabaur, los detectives han revelado que han hallado una "prueba significativa" que podría explicar la gran pregunta que a estas horas se hace todo el mundo: ¿por qué el copiloto del vuelo Barcelona-Düsseldorf de Germanwings estrelló el A320 con 150 personas a bordoBarcelona-Düsseldorf de Germanwings , incluido él mismo?

Según publica este viernes el diario 'The Daily Mail', la prueba en cuestión no sería una nota de suicidio, pero sí algo que arrojaría mucha luz en la explicación de una tragedia que tiene en 'shock' a toda Europa.

"Hemos encontrado algo que ahora mismo se está analizando. No podemos decir lo que es en este momento pero puedo decir que es un indicio muy significativo para explicar lo que ha sucedido. Esperamos que pueda despejar algunas incógnitas", ha explicado un portavoz de la policía tras acabar el registro de los domicilios en el que se han recogido un PC, el portátil y otros documentos del joven piloto.

630 HORAS DE VUELO

Los investigadores buscan ahora esclarecer qué motivos llevaron a Lubitz, piloto de Germanwings desde septiembre del 2013 y que tenía 630 horas de vuelo, a estrellar el avión en los Alpes.

HABÍA ROTO CON LA NOVIA

En ese sentido, el diario 'The Daily Star' publica este viernes que Lubitz habría roto recientemente con su novia, con la que, según varios medios alemanes, tenía previsto casarse el año que viene.

Varios medios aseguran  que Lubitz sufría de depresión, aunque sus conocidos lo describen como "un tipo normal". Su obsesión desde adolescente era ser piloto, pero durante su entrenamiento tuvo que abandonarlo durante seis meses por depresión causada por estrés (síndrome Burn-out).

Te puede interesar

Los investigadores que han visto su habitación asegura que está llena de fotos de aviones. Y uno de los compañeros en un curso de piloto asegura que Lubitz estaba obsesionado con ser piloto, y que si no lo hubiera conseguido "se habría suicidado".

Los registros fueron ordenados, en colaboración con las autoridades francesas, por la fiscalía de Düsseldorf, que ha explicado en un comunicado que su objetivo es reunir "documentos personales" del copiloto que ayuden a esclarecer los motivos que le pudieron llevar a estrellar el avión.