Ir a contenido

JUICIO POR LAS BOMBAS EN EL MARATÓN

Tsarnaev afronta la pena de muerte por el atentado de Boston

La defensa del joven de 21 años alega que fue el hermano quien orquestó el ataque

IDOYA NOAIN / NUEVA YORK

En algo coinciden la fiscalía y el equipo defensor de Djokhar Tsarnaev, que ayer iniciaron su duelo en un tribunal federal de Boston: no hay duda de que el joven, hoy de 21 años y que afronta 30 cargos por el atentado en el maratón del 2013, fue responsable de colocar una de las dos bombas caseras que estallaron cerca de la meta de la carrera, dejando tres muertos y más de 260 heridos. La cuestión que los divide es qué motivaciones hubo detrás de sus acciones y qué castigo merece por ello. Enfrenta la pena de muerte.

En el arranque del juicio, la defensa de Tsarnaev -que lidera Judy Clarke, veterana especialista en casos de pena de muerte-, insistió ante el juez George O'Toole y los 12 miembros del jurado en que las acciones de su cliente fueron «inexcusables». Aseguró, no obstante, que fue el hermano mayor del acusado, Tamerlan (que murió en la persecución policial), quién «planeó, orquestó y alistó» a su hermano menor.

EL PAPEL DEL HERMANO

El problema de la defensa para mantener esa línea argumental es que el juez ayer decidió que en esta primera fase (en la que se determinará la inocencia o culpabilidad pero no la sentencia) permitirá presentar «pruebas limitadas» sobre la relación fraternal.

La fiscalía se alejó, además, de ese retrato de un joven meramente influenciado por su hermano. El fiscal William Weinreb aseguró ayer que Djokhar es «alguien que creyó que era un soldado en la guerra santa contra los estadounidenses», dijo que «tenía el asesinato en el corazón» y recordó que las horas siguientes al atentado hizo vida normal y llegó a declararse «libre de estrés».

El juez negó por cuarta ayer trasladar a una ciudad diferente el juicio, al que ayer asistieron decenas de supervivientes y que se calcula que durará tres o cuatro meses.