ENTRE 1877 Y 1950

Un estudio revela 700 casos desconocidos de linchamiento a personas negras en EEUU

La brutal práctica de castigo público se efectuaba en realidad como presión a la comunidad negra

Frederick Douglass, autor del libro de 1879 Vida de un esclavo americano.

Frederick Douglass, autor del libro de 1879 Vida de un esclavo americano. / NATIONAL ARCHIVES

Se lee en minutos

Un estudio publicado este martes indica que entre 1877 y 1950 se produjeron casi 4.000 linchamientos a personas negras en EEUU, 700 más de lo revelado en investigaciones previas.

La Iniciativa por la Igualdad en la Justicia (EJI, una organización proderechos humanos con base en Alabama, ha llevado a cabo el estudio sobre “terrorismo racial” durante varios años en 12 estados del sur de EEUU, la zona más característica del esclavismo y la segregación en Norteamérica. Alabama, Arkansas, Florida, Georgia, Kentucky, Luisiana, Misisipi, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee, Tejas y Virginia han sido objeto de las pesquisas de la EJI.

ENTRETENIMIENTO POPULAR

Los informes revelan datos de la escalofriante práctica de linchamientos arbitrarios y sin juicio previo que se efectuaban en lugares públicos. En el periodo estudiado se llevó a cabo el equivalente a uno por semana durante 73 años. No solo se aceptaban socialmente sino que se consideraban motivo de entretenimiento, y miles de ciudadanos se congregaron a beber y comer alrededor de tan brutales actos.

En los linchamientos se mutilaba, torturaba y descuartizaba tanto a criminales como a personas que quizás no habían cometido delito alguno, o cuya ofensa no sobrepasaba el empujar a una persona blanca o desobedecer a un desconocido. El 25% de los linchamientos respondían a acusaciones de agresión sexual, que no requerían ni siquiera de la identificación del agresor por parte de la víctima para contar con apoyo popular.

FRIALDAD E IMPUNIDAD

Como muestra de la frialdad de la práctica, se han encontrado postales con fotografías de los cadáveres y se ha sabido que algunos visitantes se llevaban partes del cuerpo de los linchados como suvenir. El estudio de la EJI explica que los linchamientos como convención se destinaban a hacer presión sobre la comunidad negra en su conjunto, y no a desincentivar ni castigar el crimen. La impunidad prevalecía para la población dominante, pues ni un solo americano blanco fue condenado en la época por haber participado en un linchamiento.

IMPACTO SOCIOECONÓMICO

Te puede interesar

"Los linchamientos han tenido un impacto muy importante en las relaciones entre razas en América y han modelado las condiciones de vida geográficas, políticas, sociales y económicas de los afroamericanos de forma que todavía se aprecia hoy en día”, se lee en el informe. En el ambiente hostil del momento, más de 6 millones de afroamericanos huyeron al norte y al oeste para refugiarse en guetos urbanos entre 1910 y 1970.

La historia demuestra además que los negros han estado siempre más expuestos a las detenciones arbitrarias, las acusaciones y las condenas a muerte en EEUU. Esta población estigmatizada sigue viviendo en el presente las consecuencias históricas de la segregación y la esclavitud. La Iniciativa por la Igualdad en la Justicia quiere ahora recaudar fondos para construir monumentos a las víctimas de la brutalidad sureña de la época.