VIAJE DEL PONTÍFICE A MANILA

El Papa defiende que la libertad de expresión tiene límites

"No se puede provocar, insultar o burlarse de la fe de los otros", señala Francisco sobre 'Charlie Hebdo'

El Pontífice considera "una aberración" matar en nombre de Dios

El papa Francico pierde su gorro al bajar del avión, este jueves en Manila.

El papa Francico pierde su gorro al bajar del avión, este jueves en Manila. / AP / BULLIT MARQUEZ

1
Se lee en minutos

El papa Francisco ha defendido este jueves la libertad de expresión pero ha advertido de que tiene límites y ha dicho que no es correcto provocar a otras personas insultando su religión. Ello debe llevar a "espera" reacciones ante tal abuso. "No puedes provocar, ni insultar la fe de los otros ni burlarte de la fe", ha subrayado el Pontífice a los periodistas en el avión que le lleva de Sri Lanka a las Filipinas.

Francisco, que condenó los atentados yihadistas de París contra 'Charlie Hebdo' y contra un supermercado judío, ha respondido así a una pregunta sobre la libertad de expresión y la libertad religiosa. "Creo que tanto la libertad de expresión como la libertad religiosa son derechos fundamentales", ha dicho antes de añadir que esos derechos se deben ejercer "sin ofender". Y ha puesto un ejemplo, dirigiéndose a un ayudante: "Es verdad que no debemos reaccionar con violencia, pero aunque seamos amigos si dices algo ofensivo contra mi madre, debes esperar un golpe. Es normal".

 "No se debe convertir en juguete la religión de los otros", ha añadido. "Estas personas provocan y luego algo puede pasar. La libertad de expresión tiene límites", ha insistido.

MATAR EN NOMBRE DE DIOS, UNA ABERRACIÓN

Noticias relacionadas

Aludiendo a la historia del cristianismo y a las guerras por la religión, como las cruzadas católicas contra el islam, Francisco ha defendido que "aunque seamos pecadores, no podemos matar en el nombre de Dios. Es una aberración".

Preguntado sobre si teme ser blanco de un atentado por parte de yihadistas, el Papa ha respondido: "Estoy en manos de Dios". "¿Si tengo miedo? Tengo un defecto, una buena dosis de despreocupación. Si algo me pasara, le he pedido a Dios que me conceda una muerte sin dolor porque no soy valiente cuando se trata de afrontar el dolor", ha dicho.