ACTO REPRESIVO

Amenazado el propietario de un café en Londres por exhibir el cartel 'Je Suis Charlie'

El agresor considera que el eslogan antiterrorista es "una ofensa para la comunidad islámica"

La fachada del café ’The Antishop’ el miércoles en Brick Lane, Londres.

La fachada del café ’The Antishop’ el miércoles en Brick Lane, Londres. / REUTERS / LUKE MACGREGOR

1
Se lee en minutos
BEGOÑA ARCE / LONDRES

Adel Defilaux, un musulmán francés residente en Londres, ha recibido amenazas de muerte por colocar un cartel donde estaba escrito “Je suis Charlie” en la puerta de su café, en el barrio de Brick Lane.

Defilaux, de 32 años, dijo haberse quedado aterrado cuando hacia las 9.30 de la mañana un hombre entró en su establecimiento, 'The Antishop', y le pidió que retirara de la entrada la pizarra donde estaba escrito el eslogan que se ha convertido en un grito internacional de repudio contra los atentados de París.

Según el individuo, esa consigna es una ofensa para la comunidad islámica. De no quitarla de su pizarra, le advirtió el desconocido que "algo malo" le iba a ocurrir. Defilaux trató de razonar con el intruso.

LA REALIDAD DEL ISLAM

"Le expliqué que yo era musulmán y que quería hablar tranquilamente con él y le dije que la gente no puede matar a los periodistas por expresar su opinión. Con calma le expliqué que lo que él decía no era la realidad del Islam. Creí que podría tranquilizarle, pero ocurrió lo contrario. Se volvió loco. Me dijo: 'Creo que esa gente mereció que los mataran y cualquiera que los apoye merece que le maten'."

Noticias relacionadas

El propietario del café se encontraba solo en el momento del incidente, que está siendo investigado por la policía. Brick Lane es un barrio del este de Londres donde reside una gran comunidad musulmana, procedente en su mayoría de Bangladés.

La zona es también un lugar de moda para el copeo y las salidas nocturnas, con bares y tiendas de diseño. La convivencia entre dos comunidades tan diferentes suele ser pacífica, pero en alguna ocasión se han producido agresiones en plena calle contra jóvenes homosexuales.