Ir a contenido

prosigue la investigación

Francia refuerza su nivel de alerta antiterrorista con más medios

Boumeddiene, la esposa del terrorista muerto en la tienda de productos judíos, viajó esta semana a Siria tras pasar por Madrid

Manuel Valls, primer ministro francés, reconoce "errores" tras el trágico desenlace de los ataques yihadistas en Francia

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, ha anunciado este sábado que se ha decidido reforzar el actual dispositivo de protección antiterrorista Vigipirate con medios adicionales para proteger ciertas instituciones y lugares de culto. Durante toda la jornada, la obsesión de las fuerzas de seguridad ha sido la localización de Hayat Boumeddiene, pareja sentimental de Amedi Coulibaly, el terrorista que se atrincheró en la tienda de productos judíos de la Puerta de Vicennes, al norte de París. Las últimas informaciones apuntan a que viajó de Madrid a Turquía el pasado 2 de enero, y que traspasó la frontera entre Turquía y Siria el pasado jueves, según han confirmado fuentes policiales francesas, según 'Le Monde'. 

Hayat Boumeddiene, de 26 años, tiene el pelo largo, cara de niña, es muy religiosa y lleva velo integral, lo que la obligó a renunciar a un trabajo como cajera, según detallaba el diario 'Le Parisien'. Hija de un padre repartidor y integrante de una familia de siete hijos, la joven se casó religiosamente con Coulibaly en el 2009. La madre de Boumeddiene murió en 1994, añade el rotativo.

En el marco de esta búsqueda, el objetivo principal del Gobierno francés ha sido mantener la seguridad. Reforzar las medidas de seguridad ha sido la decisión de la quinta reunión de crisis del Ejecutivo desde el atentado terrorista del miércoles contra la revista 'Charlie Hebdo', que causó 12 muertos, el asesinato de una policía municipal el jueves y la doble toma de rehenes ayer, que acabó con cuatro rehenes muertos más los tres secuestradores.

"Mantenemos todo el despliegue de los últimos días y lo reforzamos en ciertas instituciones y lugares de culto", ha indicado Cazeneuve en una breve comparecencia ante la prensa desde el Palacio del Elíseo, sede de la Presidencia francesa.

320 MILITARES DE REFUERZO

El titular de Interior ha avanzado que el presidente, François Hollande, y el primer ministro, Manuel Valls, han autorizado ya un primer refuerzo de 320 militares, cifra que se puede ampliar "en las próximas horas" según las necesidades.

"Estamos expuestos a riesgos. Es importante reforzar Vigipirate", ha apuntado Cazeneuve, que esta tarde detallará los medios previstos para proteger la gran manifestación de este domingo en París, que se prevé masiva y en la que los principales gobernantes europeos arroparán a Francia en contra del terrorismo.

El ministro ha señalado que se han tomado "todas las medidas" para que esa protesta reúna "las condiciones de seguridad necesarias", y ha recalcado que los atentados de los últimos días y los riesgos a los que se enfrentan Francia "y el resto de países de la Unión Europea" requieren "una vigilancia extrema".

VALLS RECONOCE "ERRORES" EN LA INTELIGENCIA

En la quinta reunión del gabinete de crisis convocada por el presidente François Hollande han tomado parte el primer ministro, Manuel Valls, y los titulares de Interior, Defensa, Justicia y Cultura, entre otros. Valls, reconoció anoche "errores" en la inteligencia ya que el número de víctimas ha sido muy elevado, y recordó los "cientos de personas que van a Siria e Irak" donde son "entrenados en el terrorismo".

El máximo nivel de alerta, en vigor en la región parisiense de Ile-de-France desde el miércoles y en la de Picardía desde el jueves, implica un incremento de la vigilancia de las principales infraestructuras, así como de lugares y personas con mayor riesgo de sufrir un atentado.