ELECCIONES EN EL ESTE DE EUROPA

Rumanía cambia el paso y aúpa a un presidente liberal

Iohannis gana de 11 puntos al primer ministro por su apuesta contra la corrupción

La elevada participación y el voto foráneo deciden la segunda vuelta electoral

Una mujer deposita su voto en Sintesti, cerca de Bucarest, ayer.

Una mujer deposita su voto en Sintesti, cerca de Bucarest, ayer. / REUTERS / BOGDAN CRISTEL

2
Se lee en minutos
BEATRIZ PÉREZ
TIMISOARA

Contra todo pronóstico, el líder del Partido Nacional Liberal (PNL) Klaus Iohannis ganó las elecciones presidenciales de Rumanía en la segunda vuelta. Según los primeros resultados oficiales publicados a las dos de la madrugada por la Oficina Electoral Central, Iohannis será el presidente del país durante los próximos cinco años al obtener el 55,79% del apoyo popular, frente al socialdemócrata y actual primer ministro Victor Ponta, que ha obtenido el 44,2%. En total, 18 millones de rumanos de dentro y fuera del país estaban llamados a acudir a las urnas y lo hicieron un 65% (unos 11,7 millones). Ha sido la mayor participación desde el año 2000.

«Habéis escrito la historia. Por primera vez, internet ha marcado la diferencia», declaró Iohannis en Facebook pasadas las 22 horas, en referencia a la multitud de jóvenes que se habían manifestado a través de las redes sociales en contra de Ponta. «Hemos ganado, hemos retomado nuestro país», escribió poco después. Ponta, por su parte, felicitó a su rival. Una hora más tarde, el nuevo presidente de Rumanía acudió a la plaza de la Universidad de Bucarest donde había unas 10.000 personas pidiendo la dimisión de Ponta.

Atrás quedan los sondeos de las últimas semanas, que predecían una ventaja del socialdemócrata de entre ocho y 10 puntos. La movilización de la ciudadanía ante la posibilidad de victoria de Ponta (que representa para muchos un sistema de redes clientelares heredado de Ceaucescu)  ha sido masiva. En la primera vuelta, el 2 de noviembre, la participación electoral fue de un 57% y ganó el socialista con un 40% de los votos, seguido por Iohannis con un 31%. El exprimer ministro Calin Popescu Tariceanu (con un 6%) y la conservadora Elena Udrea (con un 5%) quedaron fuera.

JÓVENES Y EMIGRANTES / El liberal Iohannis se ha convertido en el nuevo presidente del país gracias esencialmente al contundente apoyo de la juventud y la diáspora (los tres millones de personas que viven fuera del país). Unos 476.000 emigrantes rumanos en Europa y otras partes del mundo participaron ayer en las elecciones y se calcula que el 80% de ellos lo hicieron a favor de Iohannis y, especialmente, contra Ponta.

Noticias relacionadas

Muchos tuvieron que hacer colas de hasta 12 horas en consulados y embajadas para entregar su papeleta ante la inexistencia del voto por correo. No todos consiguieron hacerlo, porque las puertas de los mismos cerraron antes de que entraran. Ponta fue duramente criticado por no facilitar los trámites para que la diáspora pudiera votar.

Asimismo, en los últimos días y hasta el pasado viernes se produjeron diferentes manifestaciones contra el socialdemócrata en las principales ciudades de Rumanía. Decenas de miles de personas salieron a la calle gritando consignas contra la corrupción y mostrándose indignadas con Ponta. El político está envuelto en diversos escándalos de corrupción desde su época de secretario de Estado en el Gobierno de Adrian Nastase. En su partido hay actualmente 38 personas imputadas y condenadas por ese motivo.