EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO

Diez años sin un líder

Muchos palestinos echan de menos a una figura con el carisma aglutinador del fallecido Arafat

Una década después, las causas de la muerte del histórico dirigente siguen envueltas en el misterio

Una familia palestina enciende velas junto a un retrato de Yaser Arafat, el pasado 2 de noviembre, en Hebrón.

Una familia palestina enciende velas junto a un retrato de Yaser Arafat, el pasado 2 de noviembre, en Hebrón. / AFP / HAZEM BADER

3
Se lee en minutos
ANA ALBA
JERUSALÉN

En el campus de la Universidad Al-Quds, en Abú Dis, un grupo de estudiantes con banderas amarillas del movimiento Fatá anuncia que hoy se celebrará un acto para conmemorar el décimo aniversario de la muerte de Yasser Arafat, el líder histórico palestino. A tan solo unos metros se levanta el muro que Israel construyó en Cisjordania y separa Abu Dis de Jerusalén.

«Estamos hartos del muro y de la ocupación. Creo que las cosas están peor que cuando murió Arafat en el 2004», afirma Laila, de 21 años y estudiante de Derecho. «Desde que 'Abu Ammar' (sobrenombre de Arafat) murió no tenemos líderes con carisma ni valientes», se lamenta.

En la calle palestina, muchos piensan lo mismo porque «Arafat era un símbolo, el líder de la lucha palestina, aunque yo no estuviera de acuerdo con muchas de sus políticas», dice a este diario Mustafa Barghouthi, secretario general de la Iniciativa Nacional Palestina (INP).

Pero Barghouthi cree que con Arafat no desaparecieron los líderes palestinos. «Si la gente busca a una sola persona como Arafat, no existe, está claro, pero tenemos muchos líderes palestinos diferentes a él. El hecho de que muchas personas consideren que no tenemos líder refleja que no ven a Mahmud Abbás como alguien similar a Arafat», afirma Barghouthi.

El profesor de la Universidad Al-Quds Xavier Guignard opina que ahora no existe ningún líder palestino con las mismas características que el legendario Arafat, al que define como «único» por su papel en la lucha palestina, la creación de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), la internacionalización de la causa palestina y su rol de «líder revolucionario y autócrata más 'light' si se le compara con otros gobernantes de Oriente Medio.

Unir las facciones

Muchos ven en Arafat la única figura capaz de unir a todos los palestinos, aunque Barghouthi disiente. «No creo que solo Arafat pudiera unir a todas las facciones palestinas porque la realidad es que no lo consiguió», subraya.

Guignard cree que los miembros de la cúpula actual de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) no tienen el mismo peso nacional ni internacional que Arafat. Como posibles alternativas de futuro capaces de obtener cierto consenso en la dividida sociedad palestina, este profesor ve a Marwan Barghouti y a Mohammed Dahlan.

El primero, figura destacada de Fatá -fundado por Arafat- y líder en la primera y la segunda intifada, que está en la cárcel cumpliendo cinco condenas a cadena perpetua, cuenta con el beneplácito de Hamás. Dahlan -exlíder de Fatá en Gaza que vive exiliado entre Dubai y Londres tras ser expulsado del movimiento en el 2011 al ser acusado por Abbás de la muerte de Arafat- también podría obtener el apoyo de Hamás.

La viuda de Arafat, Suha, asegura que el 'rais' palestino murió envenenado. Para comprobar estas acusaciones, que cree gran parte de la población palestina y defiende la ANP -que acusa a Israel de haberlo asesinado-, tres equipos de forenses tomaron muestras de los restos de Arafat y las analizaron.

Los médicos suizos concluyeron que la muerte del 'rais' no había sido por causas naturales y hallaron en las muestras analizadas restos de polonio radioactivo 18 veces superiores a los que se consideran normales. Los suizos señalaron que podían confirmar en un 83% que el difunto presidente fue envenenado con esa sustancia. En cambio, los informes de los equipos ruso y francés indicaron que había muerto a causa de una enfermedad.

Noticias relacionadas

La desaparición de este símbolo palestino se conmemorará hoy en diversos actos en Cisjordania. En Gaza, la ceremonia prevista se ha suspendido tras las explosiones que se produjeron el viernes en la franja y causaron daños a casas y coches de miembros de Fatá, al que algunos palestinos acusan de monopolizar los actos de homenaje.

«A Fatá le falta apoyo popular, su proyecto político y social ha fracasado y por este motivo sigue recurriendo a Arafat y a su popularidad; por eso intenta monopolizarlo», dice Mustafa Barghouthi.