Ir a contenido

EL CONFLICTO EN ORIENTE PRÓXIMO

La jefa de la diplomacia de la UE pide un Estado Palestino

Mogherini defiende que Jerusalén sea la capital de Israel y de Palestina

ANA ALBA / JERUSALÉN

La flamante jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, se ha mostrado en Israel y Palestina más contundente que la mayoría de líderes europeos que pisan esta tierra. En su primera visita fuera de la UE, ha afirmado que los socios europeos creen "que Jerusalén puede ser y debe ser la capital de los dos Estados", una visión que no comparte la mayoría de los israelís.

Mogherini ha hecho esta declaración al llegar a Ramala (Cisjordania) para reunirse con el presidente palestino, Mahmud Abás, y el primer ministro, Rami Hamdala. Horas antes estuvo en Gaza, donde ya habló de la urgencia y la voluntad europea de que se establezca "un Estado palestino". "Este es el objetivo final y es la posición de toda la UE", ha asegurado.

Pero cuando le han preguntado si cree que la UE tiene que reconocer a Palestina como estado, igual que ha hecho Suecia, Mogherini ha dicho que un paso como este «no está dentro de las competencias» de los 28.

Mogherini ha hablado a la prensa en una de las escuelas de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en Gaza, donde ha conversado con familias que perdieron sus casas en los bombardeos.

El mundo "no se puede permitir otra guerra en Gaza (…) No podemos sentarnos y esperar. Si lo hacemos pasarán otros 40 años. Tenemos que actuar ahora", ha insistido Mogherini, a quien ha impactado el barrio de Shuyahia, en la ciudad de Gaza, del que solo quedan escombros.

La alta representante de Política Exterior y Seguridad de la UE ha vuelto a denunciar la colonización de los territorios palestinos, incluido Jerusalén Este, y la ha calificado de "ilegal" y de "obstáculo para la paz".

EXTRAÑA REIVINDICACIÓN

 El día antes, Netanyahu le espetó que Jerusalén "es nuestra capital, no es un asentamiento. Los barrios en los que viven judíos y en los que construimos existen desde hace casi 50 años, bajo todos los gobiernos israelís. Todos saben que en cualquier acuerdo de paz seguirán siendo parte de Israel".

Netanyahu rechazó "la extraña reivindicación de que la raíz del conflicto sea este o aquel asentamiento. La cuestión no es la tierra sino nuestra existencia y la negativa a reconocer a Israel".

La parte este de Jerusalén pertenece a los palestinos, según la ley internacional, pero está ocupada por Israel desde 1967. La comunidad internacional no rechaza la ocupación de Cisjordania y Jerusalén Este.

Tel Aviv sigue con sus planes de ampliar colonias y confiscar tierras palestinas. En la aldea de Beit Iksa, al norte de Jerusalén, varias familias han recibido órdenes de confiscación de sus terrenos, 1.290 hectáreas para «uso militar», según ha informado la agencia palestina Maan.

La visita de Mogherini se ha producido cuando Jerusalén vive uno de los períodos más agitados de los últimos años. Han continuado los choques entre palestinos y la policía israelí en la ciudad. Los disturbios han estallado también en la localidad árabe de Kfar Kana, en Israel, donde el viernes, la policía mató a tiros a un joven que intentaba atacar con un cuchillo un coche de policía.