Ir a contenido

SOLUCIÓN DIPLOMÁTICA

Corea del Norte libera a dos ciudadanos de EEUU

Los estadounidenses, un misionero y un turista, cumplían una pena de varios años de trabajos forzados

EL PERIÓDICO / WASHINGTON

Kenneth Bae, a la izquierda, y Matthew Todd Miller, en una foto facilitada por el régimen norcoreano.

Kenneth Bae, a la izquierda, y Matthew Todd Miller, en una foto facilitada por el régimen norcoreano. / KCNA / CHOSON SINBO

El régimen comunista de Corea del Norte puso ayer en libertad a dos ciudadanos estadounidenses que permanecían detenidos tras ser condenados a trabajos forzadosKenneth Bae, un misionero protestante de 46 años y de origen surcoreano, y Matthew Todd Miller, de 24 años y que llegó al país asiático como turista, regresaron a su país acompañados del director Nacional de Inteligencia de EEUU, James Clapper.

«EEUU había pedido desde hace tiempo a las autoridades de Corea del Norte que liberasen a estos ciudadanos por razones humanitarias», dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki. La puesta en libertad de Bae y Miller se ha producido tres semanas después de que otro estadounidense, Jeffrey Fowle, de 56 años, fuera también liberado.

El misionero Bae fue detenido el 3 de noviembre del 2012 por ser un cristiano evangelista que se dedicó a hacer proselitismo -labor considerada en Corea del Norte un crimen contra el estado-. La justicia le condenó poco después a 15 años de trabajos forzados, de los que ha cumplido un total de dos.

A Miller, por su lado, el Tribunal Supremo del país comunista le sentenció a un total de seis años de trabajos forzados. En el juicio, el fiscal le acusó de espionaje y de haber mentido al asegurar a las autoridades norcoreanas que tenía información secreta sobre la presencia de EEUU en Corea del Sur.

ENTREVISTA A LOS DETENIDOS

El pasado mes de septiembre, Pyonyang permitió que la cadena de televisión estadounidense CNN y la agencia de prensa Associated Press entrevistaran a Bae, Miller y Fowle, lo que ya se interpretó entonces como un síntoma de distensión. Los tres afirmaron entonces que eran bien tratados y pidieron a Washington que acelerara su liberación.

El Gobierno de EEUU aplaudió ayer la decisión de las autoridades de Pyonyang y agradeció al Gobierno de Suecia, que ha actuado como mediador, «por sus incansables esfuerzos para ayudar a asegurar las liberaciones».

En 2009 Pyonyang puso en libertad a las periodistas estadounidenses Euna Lee y Laura Ling y un año después a otro ciudadano de EEUU, Aijalon Mahli Gomes, que fue condenado por entrar también ilegalmente en el país. Con la liberación ayer de Bae y Miller, ya no hay ningún ciudadano de EEUU apresado por Pyonyang.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.