GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

EEUU bombardea por primera vez posiciones del EI en Siria

La ofensiva, anunciada hace dos semanas por Obama, cuenta con la participación de diversos países árabes

Los ataques abren una nueva fase en la operación contra los yihadistas del Estado Islámico

El portavoz del Pentágono, John Kirby, en rueda de prensa.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, en rueda de prensa. / AP / SUSAN WALSH

1
Se lee en minutos
RICARDO MIR DE FRANCIA / WASHINGTON

Estados Unidos ha bombardeado por primera vez esta madrugada varias posiciones del Estado Islámico en Siria, un ataque que confirma la anticipada escalada bélica contra el grupo de islamistas radicales que controla vastas extensiones de territorio en Irak y Siria. En los bombardeos, lanzados desde el aire y desde el mar, participaron también algunos países árabes, según ha anunciado el portavoz del Pentágono John Kirby. Los ataques se han centrado en Raqqa, la ciudad del noreste de Siria que ejerce de capital oficiosa del califato autoproclamado por los yihadistas.

Esta ofensiva abre una nueva fase en la confrontación contra el Estado Islámico, una guerra no declarada que comenzó en Irak el pasado 8 de agosto y que respaldan con distinto grado de compromiso más de medio centenar de países, según el secretario de Estado de EEUU, John Kerry. Se produce, además, menos de 48 horas antes de que el presidente Barack Obama, quehizo público su plan contra el EI la semana pasada, comparezca ante la Asamblea General de Naciones Unidas para explicar al mundo la ofensiva y tratar de convencer a sus aliados para que se impliquen directamente en las operaciones militares.

En los bombardeos de esta madrugada han participado varios cazabombarderos y aviones no tripulados. El barrido aéreo que se ha complementado con misiles de crucero Tomahawk lanzados desde algunos barcos de guerra desplegados en la región. El Pentágono no ha confirmado qué países árabes han participado en la operación, pero fuentes de la prensa estadounidense hablan de Arabia Saudí, Jordania, Catar, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos, todos ellos gobernados por regímenes sunís. Entre los objetivos, se han atacado edificios y centros de comandancia, así como depósitos de armas y suministros.

LA POSICIÓN DEL BASHAR AL ASAD

Noticias relacionadas

A diferencia de lo que ha sucedido en Irak, el régimen alauí de Bashar al Asad no ha autorizado el uso de su espacio aéreo para atacar a los militantes yihadistas. Como condición puso que se coordinaran con su Gobierno, una posibilidad rechazada públicamente por la Casa Blanca. Países como Rusia o Irán habían advertido de que un ataque de Washington y sus aliados supondría una violación de la legalidad internacional, ya que la ley solo los autoriza cuando disponen del permiso del país anfitrión --como ha sucedido en Irak -- o están avalados por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Damasco, que posee una de las defensas antiaéreas más imponentes de la región, dijo en su día que interpretaría los ataques como una violación de su soberanía y actuaría en consecuencia. 

Temas

Irak