03 abr 2020

Ir a contenido

El cómico francés Dieudonné ironiza con las decapitaciones del Estado Islámico

El 'showman' acumula litigios por declaraciones racistas y antisemitas

EVA CANTÓN

Dieudonné sostiene un espantamoscas durante una conferencia de prensa en París, el 11 de enero.

Dieudonné sostiene un espantamoscas durante una conferencia de prensa en París, el 11 de enero. / ALAIN JOCARD (AFP)

El polémico humorista francés Dieudonné M'bala tendrá que vérselas de nuevo con la justicia. Esta vez por un posible delito de apología del terrorismo que está investigando la Fiscalía de París y que le podría costar hasta cinco años de cárcel, según una información revelada por la emisora de radio RTL.

El expediente abierto por la fiscalía con carácter preliminar tiene su origen en uno de los últimos vídeos que Dieudonné ha colgado en su cuenta de Youtube –ya cerrada--, titulado 'Feu Folley' (Fuego Folley), en el que hace referencia al asesinato del periodista norteamericano por los yihadistas del Estado Islámico.A lo largo de los 19 minutos que dura el vídeo, el cómico se recrea en la ejecución, que usa como pretexto para lanzar numerosas ironías.

"Decapitación, símbolo de progreso"

"Lo que me extraña es que la decapitación es, antes que nada, un símbolo del progreso, el acceso a la civilización. En Francia se decapitó (al rey) en plaza pública delante del pueblo. No?. Por eso me sorprende que se haya montado todo este jaleo", dice.

También compara la muerte del reportero con la del coronel Gadafi en Libia o la de Sadam Hussein en Irak, ejecuciones que, según Dieudonné, no han conmovido jamás a la “mafia de los Rothschild”. El humorista está a la espera de que la justicia se pronuncie también sobre la clausura del teatro parisino en el que actualmente realiza sus shows y ya se vio obligado el pasado febrero a retirar de internet dos secuencias de un vídeo de tintes abiertamente racistas.

Dieudonné saltó a la fama internacional en enero cuando popularizó un saludo denominado la 'quenelle', que pretende ser un corte de mangas, pero tiene demasiado parecido con el saludo nazi.