LAS ATROCIDADES DE LOS YIHADISTAS

El Estado Islámico decapita a otro periodista estadounidense

Steven Sotloff apareció en el vídeo del asesinato de James Foley

Steven Sotloff (en el centro, con casco negro) habla con rebeldes libios en Al Dafniya, cerca de Misrata, en junio del 2011.

Steven Sotloff (en el centro, con casco negro) habla con rebeldes libios en Al Dafniya, cerca de Misrata, en junio del 2011. / ETIENNE MALGLAIVE (GETTY IMAGES)

1
Se lee en minutos

Los yihadistas del Estado Islámico han difundido este martes un vídeo con la decapitacíón de Stephen Sotloff, un periodista estadounidense de 31 años, que tenían secuestrado desde el 3 de agosto del 2013, cuando fue capturado en los alrededores de Alepo. Sotloff ya apareció en el vídeo del asesinato del reportero estadounidense James Foley. En esa grabación, el verdugo de Foley dice que la suerte de Sotloff "depende de la próxima decisión" del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en referencia a los bombardeos estadounidenses sobre posiciones del EI en Irak.

En el vídeo, titulado "Segundo mensaje a América", se puede ver a Sotloff, vestido de naranja, de rodillas, y a su lado un hombre enmascarado con un cuchillo. En ese momento, el verdugo coloca su cuchillo sobre la garganta del reportero. Después, aparece junto a otro rehén, un ciudadano británico, David Cawthorne Haines, e igual que hizo en la decapitación de Foley vuelve a amenazar a Obama.

La portavoz de la Casa Blanca, Jennifer Psaki, ha señalado que se está intentando determinar si el vídeo es auténtico.

Noticias relacionadas

Ruego de su madre

La semana pasada, la madre de Sotloff difundió un vídeo en el que rogaba al grupo yihadista a "ser misericordioso", "seguir el ejemplo del profeta Mahoma" y liberar a su hijo y permitirle que viva. "Le mando este mensaje a usted, Abu Bakr al Bagdadi al Quraishi al Husaini, el califa del Estado Islámico. Soy Shirley Sotloff. Mi hijo Stephen está en sus manos", dice la madre del periodista en un vídeo obtenido por los diarios 'The New York Times' y 'Washington Post' y difundido por la cadena de televisión emiratí Al Arabiya.