Ir a contenido

70º ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE LOS NAZIS

La Nueve vuelve a París

La compañía de republicanos españoles, la primera en entrar en la capital francesa en 1944, recibe un homenaje del ayuntamiento

La alcaldesa Hidalgo lidera el reconocimiento

VICENÇ BATALLA
PARÍS

¿Son suficientes los homenajes en el ayuntamiento de París, y el que debe hacer hoy el presidente de la República François Hollande, a los republicanos españoles que fueron los primeros en entrar en París para liberarla de los nazis el 24 de agosto de 1944? «Claro que me gustaría que el presidente francés se acordara de nosotros», explicó a este diario el almeriense Rafael Gómez Nieto, de 93 años, que ayer fue el único superviviente que pudo desfilar en la recreación hecha 70 años después por la calles de París. «Espero que se acuerden de nosotros porque hasta ahora no se han acordado mucho y nos han dejado de lado», lamentó uno de los componentes de la denominada La Nueve antes de añadir que «parece que la cosa cambia un poco».

Gómez Nieto, que desde la ciudad francesa de Estrasburgo ha formado una familia que ya cuenta con una veintena de nietos, fue el único que pudo recrear el desfile porque el otro superviviente, el barcelonés Luis Royo, de la misma edad, ya no está en condiciones de hacer este recorrido. Son los dos únicos que quedan de los 146 españoles de la novena compañía de la Segunda División Blindada del Ejército del general De Gaulle que desembarcaron el 1 de agosto en Normandía como fuerza de choque del resto de aliados para liberar Francia y el continente.

La noche del 24 de agosto, el teniente valenciano Amado Granell era el primero en atravesar la ciudad por el sur y subir al ayuntamiento a reunirse con el Consejo Nacional de Resistencia (CNR) que había tomado el edificio. Poco después, llegaron las tanquetas de La Nueve, encabezadas por la bautizada como Guadalajara en recuerdo de algunas batallas perdidas contra los franquistas durante la Guerra Civil.

Este fue el itinerario reproducido ayer por medio centenar de personas desde la plaza de Italia, pasando por el puente de Austerlitz, hasta el muelle de Enrique IV y el ayuntamiento. Allí fueron recibidos por la alcaldesa Anne Hidalgo, nacida en Jerez de la Frontera y fruto de la emigración económica de los años 60, y el secretario de Estado de Antiguos Combatientes y la Memoria, Kader Arif. «Estoy muy orgullosa de que finalmente se haya reconocido el papel que tuvieron los republicanos españoles», se felicitó Hidalgo.

Parte de este reconocimiento se debe al trabajo de la periodista Evelyn Mesquida, excorresponsal en París del semanario Tiempo, quien con el libro La Nueve. Los españoles que liberaron París (Ediciones B, 2008) trató de sacar del olvido este episodio histórico de unos hombres que luego esperaban que la liberación continuara con la caída del régimen de Franco. Aunque siguieron avanzando en dirección a Alsacia y, algunos, acabarían incluso en el Nido de Águilas de Hitler en Baviera.

De Gaulle llegó a la capital el 25 de agosto y, el 26, protagonizó un desfile desde los Campos Elíseos resguardado por las mismas tanquetas de La Nueve. Pero, luego, gaullistas y comunistas franceses se encargaron de reescribir la historia para atribuirse la mayor parte del éxito militar.

Espectáculo monumental

Este mismo fin de semana se estrenó una adaptación al teatro de la versión francesa del libro de Mesquida. Tuvo lugar en el espacio libertario La Parole Errante del dramaturgo Armand Gatti en Montreuil, al este de París. En ella, Gatti cruza las historias contadas a la autora por nueve supervivientes de la compañía intercaladas con canciones revolucionarias y populares.

«Yo no soy de hablar mucho, no explico los detalles de todo lo que ocurrió y nunca he sido de hablar demasiado, ni en las conversaciones normales», reconoció Gómez Nieto, quien de hecho tardó mucho tiempo en aceptar la demanda de Mesquida y sus propios hijos desconocían la participación de su padre en la contienda. Su relato, no en vano, es de los más cortos en el libro. Y ayer estuvo a punto de no ir al estar su mujer convaleciente.

Este carabinero de formación y después trabajador en varias empresas automovilísticas como la Citröen, que se casó en Orán y la Guerra Civil lo cogió con su familia en Badalona, prefiere mantener el perfil bajo y no hablar demasiado de política. El turno hoy es para François Hollande, que presidirá un acto de homenaje a la liberación enmarcado por un espectáculo monumental en la fachada del ayuntamiento para terminar con un baile popular en la plaza como hace 70 años.

0 Comentarios
cargando