Ir a contenido

REPRESIÓN EN EL PAÍS DEL NILO

Liberado en Egipto el periodista de Al Jazira en huelga de hambre

Abdalá al Shami, encarcelado durante 10 meses sin cargos, fue arrestado cuando cubría el desalojo policial de una acampada islamista en El Cairo

Abdalá al Shami, junto a su mujer, tras ser liberado en El Cairo, este martes.

Abdalá al Shami, junto a su mujer, tras ser liberado en El Cairo, este martes. / EFE / KHALED ELFIQI

El periodista del canal catarí Al Jazira Abdalá al Shami, detenido en Egipto durante diez meses sin cargos y en huelga de hambre, ha sido puesto en libertad este martes por la noche, han informado este miércoles la propia cadena de televisión y los medios egipcios.

Su salida de la cárcel se ha producido después de que el lunes pasado la Fiscalía egipcia ordenara su liberación y la de otras 12 personas a la espera de nuevas investigaciones. Al Shami había sido trasladado ayer desde la cárcel cairota de alta seguridad de Akrab, en el complejo de Tora, a la comisaría de Ciudad Nasr, en el este de la capital.

Decenas de personas esperaban a las puertas de la comisaría a Al Shami, que agradeció el apoyo recibido durante su encarcelamiento y pidió la liberación de los otros periodistas de Al Jazira detenidos: Peter GresteBaher Mohamed Mohamed Fahmy.

"He ganado. Cualquiera que sea un luchador por la libertad o un periodista que hace su trabajo de forma honesta ha ganado", dijo a su salida de la comisaría. Subido a hombros de un amigo y junto a su esposa, el periodista lamentó que le hubieran robado su libertad. "Mi vida se detuvo el 14 de agosto", afirmó.

Al Shami fue detenido ese día por las autoridades egipcias cuando cubría el desalojo policial de la acampada islamista en la plaza cairota de Rabea al Adauiya. Desde entonces se encontraba detenido sin que sobre él pesara ninguna acusación, por lo que en enero comenzó una huelga de hambre para denunciar su encarcelamiento arbitrario.

El canal catarí de televisión denunció en varias ocasiones el estado de salud de su reportero, así como el desconocimiento del lugar en el que se encontraba.

Oficinas cerradas

Tras el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi, las autoridades egipcias cerraron las oficinas de Al Jazira en El Cairo y acusaron a la cadena de favorecer a los Hermanos Musulmanes, considerados por el Gobierno "grupo terrorista".

Está previsto que un tribunal egipcio dicte el próximo lunes un fallo contra 20 periodistas vinculados a Al Jazira, de los que solo ocho están encarcelados y afrontan cargos por supuestamente distorsionar la imagen del país y colaborar con la Hermandad.

Este juicio y las detenciones han despertado críticas de las organizaciones de derechos humanos y de colectivos de periodistas, que han convocado numerosas protestas para apoyar a los acusados y pedir su puesta en libertad. 

0 Comentarios
cargando