14 ago 2020

Ir a contenido

El alcalde de Toronto abandona temporalmente su cargo tras aparecer otro vídeo comprometedor

Rob Ford ha admitido que tiene "un problema con el alcohol" y ha asegurado que buscará "ayuda inmediata"

El alcalde de Toronto deja el cargo por su addicción al ’crack’. / ATLAS

El alcalde de Toronto deja el cargo por su addicción al ’crack’.
El alcalde de Toronto en una rueda de prensa el pasado octubre

/

El alcalde de Toronto, el controvertido Rob Ford, ha anunciado este jueves que abandonará temporalmente su cargo y la campaña electoral  para "buscar ayuda inmediata" tras reconocer problemas de alcoholismo. Ford ha asegurado en un comunicado que tiene "un problema con el alcohol" y "con la toma de decisiones" cuando está ebrio. "He luchado con ello desde hace tiempo y he decidido suspender temporalmente mi campaña y mis obligaciones como alcalde para buscar ayuda inmediata", ha añadido Ford.

La decisión se produce después de que varios medios de comunicación canadienses publicasen explosivas imágenes y grabaciones de audio de Ford consumiendo drogas, blasfemando y profiriendo insultos. En un vídeo publicado el pasado fin de semana por el periódico 'The Globe and Mail', Ford está consumiendo 'crack' junto a su hermana. Además, en una grabación de audio publicada el lunes, Ford, totalmente borracho en un bar de Toronto, lanzaba vulgaridades y comentarios sexuales contra una de las concejales del Ayuntamiento. No obstante, Ford no ha reconocido que sea un adicto a la cocaína.

No es la primera vez

Pero esta no es la primera vez que Ford se compromete a dejar de beber y buscar ayuda profesional para superar su alcoholismo. A finales del año pasado, después de que la policía de Toronto explicara que tenía en su posesión un vídeo en el que Ford aparecía fumando 'crack', el alcalde de la mayor ciudad canadiense afirmó que había dejado de beber. Pero a las pocas semanas, Ford apareció en locales públicos completamente embriagado. El alcalde negó que hubiese recaído y se limitó a señalar que "nadie es perfecto".