24 sep 2020

Ir a contenido

TERROR EN ÁFRICA OCCIDENTAL

Boko Haram secuestra a un centenar de niñas en Nigeria

El ataque islamista se produjo horas después del mortífero atentado de Abuya

Hombres armados asaltaron de noche un internado de Borno y raptaron a las menores

EL PERIÓDICO
ABUYA

Más de un centenar de niñas fueron raptadas por milicianos islamistas en un ataque armado contra una escuela pública del nordeste de Nigeria. El asalto se produjo el lunes por la noche en la localidad de Chibok, en el estado de Borno, territorio donde opera el grupo radical islámico Boko Haram, horas después del mortífero atentado que acabó, por la mañana, con la vida de al menos 71 personas en Abuya, la capital de Nigeria, y que también fue atribuido a Boko Haram.

La policía, alertada por los padres de las menores secuestradas, apuntó inicialmente que las víctimas podían ser más de 200, y sospechó de inmediato del grupo terrorista. «Ya lo han hecho antes», declaró a Efe un portavoz policial, en referencia a otros ataques a escuelas residencia en la misma región cometidos por integrantes de Boko Haram.

«Más de 100 estudiantes de nuestra escuela secundaria estatal de Chibok han sido secuestradas», declaró Audu Musu, profesor de otro centro público de la zona, a 140 kilómetros al sur de Maiduguri, capital del estado de Borno. Musu afirmó haber visto ocho cadáveres en la misma área el martes por la mañana, pero no reveló la identidad de las víctimas. «Las cosas están muy mal por aquí y todos estamos muy tristes», dijo compungido.

COMIDA Y GASOLINA / Inuwa Kubo, comisionado de educación de Borno, confirmó el masivo secuestro en Chibok, pero explicó a Reuters que las autoridades aún desconocían el número exacto de víctimas, ya que varias estudiantes consiguieron escapar entre la oscuridad y regresar a sus casas.

Según varios testigos, los islamistas irrumpieron fuertemente armados en el colegio mientras las niñas dormían y redujeron con rapidez a los soldados desplegados para incrementar la seguridad del centro. Una estudiante que logró escapar explicó a la BBC que las despertaron bruscamente y les pidieron que les mostraran el almacén, de donde se llevaron alimentos y gasolina. Las chicas fueron obligadas a subir a un autobús y a tres camiones, con los que los asaltantes acabaron huyendo.

Las autoridades de Borno habían ordenado cerrar todos los colegios como prevención tras la matanza de docenas de niños en otro ataque islamista contra un internado del estado vecino de Yobe, en febrero. Sin embargo, el de Chibok había reabierto por los exámenes anuales. La noticia del secuestro sacudió a Nigeria, que ya vivía en alerta máxima tras el brutal atentado de Abuya.