Fin de un secuestro

Esperanza en las familias de los dos periodistas aún secuestrados

Ricard Garcia Vilanova.

Ricard Garcia Vilanova.

1
Se lee en minutos

La liberación de Marc Marginedas abre la esperanza para las familias de los otros dos periodistas españoles que permanecen secuestrados en Siria, Javier Espinosa, del periódico 'El Mundo', y el fotógrafo 'freelance', Ricard Garcia Vilanova. Ambos fueron capturados el pasado mes de septiembre en Tal Abyad, en la provincia de Raqqa, cuando les faltaban apenas decenas de kilómetros para dejar Siria tras dos semanas de intenso trabajo.

«La liberación tiene un efecto positivo en los familiares [de Espinosa y Garcia Vilanova] porque es la mejor noticia que se podía esperar después de seis meses de espera. Permite tener la esperanza de que se pueda solucionar su situación», dijo ayer el periodista y portavoz de las familias de los secuestrados, Gervasio Sánchez. Este explicó que estuvo hablando con los familiares de los dos reporteros cautivos. «El peso del tiempo se está dejando notar porque está siendo muy largo», y por eso la liberación de Marginedas «tendrá un efecto positivo».

Según dijo Gervasio, hay que saber ahora cómo está Marginedas y cómo ha sido su secuestro, si ha estado solo o, incluso, si ha podido coincidir en algún momento con Espinosa y Garcia Vilanova.

Noticias relacionadas

El próximo martes está previsto que Sánchez intervenga en una mesa redonda organizada por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), en la que se abordará el secuestro de periodistas y se dará a conocer la creación de un comité de apoyo a los dos españoles retenidos en territorio sirio.

«Estamos muy contentos, pero ahora hay que seguir luchando por Javier Espinosa y por Ricard Garcia. Ahora es un momento también de estar pensando en los otros dos compañeros y en la veintena de periodistas que siguen retenidos», manifestó, por su parte, Elsa González, presidenta de la FAPE.