Ir a contenido

El traductor del funeral de Mandela dice que sufrió un ataque esquizofrénico

Thamsanga Jantjie defiende su profesionalidad y explica que empezó a oír voces y a tener alucinaciones

El intérprete del lenguaje de sordos que participó en el funeral de Nelson Mandela y que ha sido acusado de inventarse los signos y gesticular sin sentido ha salido al paso de estas acusaciones y ha explicado que sufrió un ataque de esquizofrenia. En una entrevista que ha concedido al diario 'Johannesburg's Star', Thamsanqa Jantjie, de 34 años, ha relatado que cuando estaba traduciendo los discursos de los líderes mundiales empezó a oír voces y a tener alucionaciones, cosa que causó que empezara a gesticular sin sentido.

"No pude hacer nada. Estaba solo en una situación muy peligrosa. Intenté controlarme y que nadie viera qué pasaba. Lo siento mucho. Me vi metido en esta situación", ha declarado al diario sudafricano. Jantjie ha defendido su profesionalidad y ha apuntado que no sabe lo qué causó el ataque, ya que toma puntualmente la medicación para su esquizofrenia.

La polémica actuación de Jantjie en el funeral dio pie a que la Asociación Sudafricana de Sordos le denunciara y le acusara de ser un impostor puesto que fue incapaz de interpretar correctamente signos como "gracias" o "Mandela". De hecho, la interpretación que hizo del lenguaje de los signos ha sido una de las anécdotas del funeral, junto a las fotos de Barack Obama David Cameron con la primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, y que, supuestamente, molestaron a Michelle Obama.

Contratado por el ANC

El Gobierno, que fue encargado de organizar la ceremonia, ha asegurado que no tenía ni idea de quién era Jantjie. Lo mismo ha declarado el partido gobernante Congreso Nacional Africano (ANC) a pesar de que en vídeos de dos actos del partido del año pasado el intérprete aparece traduciendo un discurso del presidente, Jacob Zuma.

Jantjie ha detallado que trabaja para la empresa SA Interpreters que fue contratada por el ANC para la ceremonia del martes en el estadio de Soweto. "Esto es lo que pasó", ha asegurado el traductor.