Secuestrados en Siria el reportero de 'El Mundo' Javier Espinosa y el fotógrafo 'freelance' Ricard Garcia Vilanova

Los dos periodistas están retenidos desde el 16 de septiembre por el grupo Estado Islámico de Irak y Siria, vinculado a Al Qaeda

Javier Espinosa (izquierda), reportero de ’El Mundo’, y el fotógrafo ’freelance’ Ricardo García Vilanova.

Javier Espinosa (izquierda), reportero de ’El Mundo’, y el fotógrafo ’freelance’ Ricardo García Vilanova. / EL MUNDO

2
Se lee en minutos

El reportero de 'El Mundo' Javier Espinosa y el fotógrafo 'freelance' Ricard Garcia Vilanova fueron secuestrados el pasado 16 de septiembre en el 'checkpoint' de Tal Abyad, en la provincia siria de Raqqa y a escasa distancia de territorio turco, cuando trataban de abandonar el país tras dos semanas informando sobre las consecuencias de la guerra sobre los civiles de la provincia de Deir Ezzor, según informa el rotativo madrileño en su edición de este martes.

Los reporteros fueron capturados junto a cuatro combatientes de Ahfad al Moustapha, una de las brigadas del Ejército Sirio Libre. Los sirios fueron liberados 12 días después, pero no los españoles.

Al principio, los captores --miembros del ISISEstado Islámico de Irak y Siria, la organización radical instalada en el país árabe procedente del vecino Irak-- adujeron que sólo pretendían investigarles para excluir que se tratase de espías. Con el tiempo, los nombres de los dos españoles han pasado a engrosar la lista de secuestrados en Raqqa. Los contactos indirectos con los secuestradores --razón del silencio informativo que ha envuelto el caso durante más de dos meses-- no han revelado qué pretenden obtener a cambio de las vidas de los españoles.

El movimiento radical, antes considerado una rama de Al Qaeda, ya no obedece las órdenes de su máximo líder, Aimán al Zauahiri. El ISIS mantiene extranjeros secuestrados en buena parte de las provincias donde disponen de cierto control.

Veteranos informadores del sufrimiento de los civiles

Al conocerse la noticia del secuestro de Espinosa y Garcia Vilanova, un conocido activista de Homs decidió intervenir para lograr su liberación. Después de tres días de viaje, logró llegar al norte del país, donde mantuvo varias reuniones con correligionarios de los captores para convencerles de la excepcionalidad del caso, pero sin éxito.

El corresponsal del diario 'El Mundo' para Oriente Próximo y el fotógrafo 'freelance' han sido dos de los periodistas internacionales que más veces han visitado el país árabe para denunciar el sufrimiento de la población. En los numerosos viajes que ambos --juntos o por separado-- han hecho a Siria desde la primavera de 2011, sus destinos siempre se centraban en las zonas más castigadas por la artillería y la aviación o en las regiones liberadas y sometidas a cerco militar. HomsIdlibAlepoRaqqaDeir Ezzor...

Su trabajo del lado de las líneas rebeldes hizo que fueran incluidos en las listas negras que el Gobierno de Damasco presentó a Naciones Unidas para delatar a los periodistas que no son bien recibidos.

Garcia Vilanova, secuestrado y liberado en Alepo

Para el fotógrafo barcelonés Ricard Garcia Vilanova, colaborador de los más prestigiosos medios internacionales, la decisión de seguir cubriendo el conflicto no fue fácil. Pese a su condición de 'freelance', Vilanova no esperaba a recibir encargos para adentrarse en el país y documentar las atrocidades cometidas contra la población.

Noticias relacionadas

Se habituó a pasar largas temporadas en el interior de Siria, hasta que el domicilio particular donde vivía en Alepo junto a un equipo de doctores fue asaltado por miembros del ISIS que se llevaron al fotógrafo por la fuerza, en un incidente que nunca salió a la luz. Tras diversos interrogatorios, Vilanova fue liberado una vez que sus captores concluyeron que no se trataba de ningún espía sino de un reportero independiente.

Gervasio Sánchez, portavoz de las familias de Javier Espinosa y Ricard Garcia Vilanova, y el director de 'El Mundo', Pedro J. Ramírez, comparecerán este martes a las 12.30 horas en la sede de la FAPE, en Madrid, para facilitar más información del secuestro de los dos periodistas.