Análisis

La derecha pierde fuerza en Alemania

1
Se lee en minutos
Joan Tapia
Joan Tapia

Presidente del Comité Editorial de EL PERIÓDICO.

ver +

Tras las elecciones alemanas, un diario de Madrid ha titulado: El Gobierno español celebra la arrolladora victoria conservadora. Es una información incorrecta, casi falsa. Merkel sí ha obtenido un gran resultado para la CDU-CSU, el mejor desde el de Adenauer en 1957. Pero el centroderecha (democristianos y liberales) ha perdido la mayoría absoluta que tenía en el anterior Bundestag porque el aumento de escaños democristianos no compensa la pérdida de los 93 diputados liberales del FDP, que al no llegar al 5% de votos se queda sin representación parlamentaria. El éxito de Merkel se debe únicamente a que se ha merendado el electorado liberal, que baja del 14,6% al 4,8%. Casi diez puntos. Y el voto global de la derecha desciende dos, del 48,4% al 46,3%.

Noticias relacionadas

Ahora los tres partidos de izquierda (SPD, Verdes y excomunistas) tienen una mayoría absoluta que hoy no puede ser operativa porque ni socialistas ni verdes quieren aliarse con la dogmática Die Linke. Pero Merkel no lo va a tener fácil para convencer al SPD de reeditar la gran coalición del 2005. La presidenta del importante estado de Renania del Norte, Hannelore Kart, quizás la próxima candidata socialista, pide un referendo entre los militantes. Y es que el SPD cree que la gran coalición del 2005 les castigó en las urnas el 2009.

El problema no es Europa sino la política interna. Alemania ha hecho más de lo que dice para salvar el euro, pero no quiere que las ayudas a los países del sur, o la unión bancaria, la obliguen a subir impuestos. Y los fondos de ayuda ya han sido apoyados conjuntamente por CDU y SPD ante el recelo -y a veces el voto en contra- de parte de la derecha y de los economistas ortodoxos, los que han creado el nuevo partido Alternativa por Alemania, contrario al euro y que ha estado a punto de entrar en el Parlamento.