Ir a contenido

INCIDENTE EN CISJORDANIA

Soldados israelís confiscan un camión de ayuda humanitaria y retiran por la fuerza a una diplomática

Una misión extranjera acompañaba al vehículo con material destinado al valle del Jordán

Soldados israelís han detenido este viernes en Cisjordania un convoy de ayuda humanitaria, que acompañaban representantes de 10 países, entre ellos España, se han incautado del material y han sacado por la fuerza del mismo a una diplomática francesa, han informado testigos y fuentes diplomáticas.

El convoy incluía un camión con cinco tiendas de campaña destinadas a las familias de Jirbet Majul, cerca del valle del Jordán, en el este del territorio ocupado de Cisjordania, donde el Ejército israelí había destruido hace tres días cerca de 10 chabolas que habitaban un centenar de beduinos.

La demolición se produjo a raíz de una decisión del Tribunal Supremo porque las estructuras carecían de permisos de construcción, al hallarse en la denominada zona C, el 60% de Cisjordania en el que las autoridades militares israelíes controlan los asuntos civiles y de seguridad y solo conceden permisos de construcción con cuentagotas.

Intentos fallidos

Tras dos intentos esta semana por el Comité Internacional de la Cruz Roja de hacer llegar las tiendas, frustrados por el Ejército israelí, se había organizado la citada representación diplomática extranjera para evitar que así sucediera de nuevo, ha señalado un trabajador humanitario implicado.

La participación extranjera era un gesto "simbólico" de apoyo, han indicado fuentes diplomáticas europeas. El convoy ha partido en la mañana del viernes con los diplomáticos, principalmente europeos, y al llegar a la zona el Ejército israelí lo ha detenido y ha amenazado con confiscarlo.

En la cabina

Una representante francesa se ha subido entonces a la cabina del camión que transportaba las tiendas y se ha negado a abandonarla, mientras los diplomáticos contactaban con sus representaciones en Jerusalén Ramala para tratar de desbloquear la situación, según testigos.

Finalmente la diplomática ha sido sacada por la fuerza por soldados israelís, que también han hecho uso de tres granadas de estruendo en el lugar en el que se encontraban tanto los beduinos locales como los diplomáticos y trabajadores humanitarios, ha indicado un testigo de los hechos. Las fuentes diplomáticas europeas han señalado que, además del uso de tres bombas de sonido, ha habido forcejeos con soldados israelís que han causado dos heridos leves, ambos palestinos.

Respuesta israelí

El Ejército israelí ha señalado que el envío de fuerzas de seguridad tenía como objetivo impedir la "colocación ilegal de una tienda de campaña" y garantizar así la "aplicación de una decisión del Tribunal Supremo".

"En el lugar, palestinos y activistas extranjeros han lanzado piedras y el Ejército ha respondido con métodos antidisturbios, ha confiscado las tiendas y ha detenido a tres palestinos que habían sido los principales instigadores", ha señalado.

El Ejército ha asegurado además que está "revisando las informaciones de que diplomáticos extranjeros han abusado de sus privilegios diplomáticos" y que "se presentarán protestas si resulta necesario".

0 Comentarios
cargando