Uruguay legaliza la marihuana

El Senado deberá ratificar sin problemas el paso dado por la Cámara de Diputados

 Manifestación a favor de la legalización de la marihuana fuera del Congreso.

 Manifestación a favor de la legalización de la marihuana fuera del Congreso.

Se lee en minutos

ABEL GILBERT / Buenos Aires

La Cámara deDiputadosdeUruguayaprobó en la noche del miércoles la ley que le permite al Estado regular el consumo, la venta y producción de lamarihuana para uso recreativo, medicinal e industrial. El presidente,José Mujica, se ha jugado parte de su prestigio en este proyecto que la Cámara baja aprobó por 50 votos afirmativos, sobre los 96 presentes, y que ahora queda en manos del Senado, donde el gobernanteFrente Amplio (FA, izquierdas) no debería encontrar obstáculos.

"Estamos dando un paso histórico para cambiar una política basada en la doble moral y la hipocresía, que perjudica a los que tienen menos acceso a la justicia, criminaliza la pobreza y fracasó en todos sus objetivos", afirmó el diputadoSebastián Sabini. No todos los integrantes del FA estuvieron contentos con el paso dado pero siguieron la disciplina de voto. Sabini llevó la voz cantante a la hora de defender el proyecto. Dijo que, con el mismo, se busca un instrumento legal que permita reducir la oferta y la demanda de una manera más eficiente, racional y respetuosa con los derechos humanos en un país donde, dijo, el 20% de su población ha declarado haber consumido marihuana.

Críticas opositoras

Noticias relacionadas

La oposición reconoció que la represión contra elnarcotráficoha fracasado en Uruguay. Esa admisión no los llevó sin embargo a avalar la iniciativa del FA, que calificó de improvisada. "Acá se propone un ensayo con más incertezas que seguridades. Y cuyos resultados pueden ser negativos e irreversibles para una generación entera", alertó Gerardo Amarilla, del Partido Nacional. 

La discusión parlamentaria en Uruguay estuvo precedida por la publicación de un informe que la Organización de Estados Americanos (OEA) elaboró sobre el problema de lasdrogasen el continente y que, según su secretario general, el chileno José MiguelInsulza, ha "roto el tabú" que impedía abordar la situación. "El enfoque actual, más allá de algunos resultados importantes, no ha tenido éxito y no está funcionando suficientemente bien. Debemos encontrar y combinar nuevas y mejores alternativas", dijo entonces Insulza.