Un diputado francés dice que Hitler "quizás" no mató a suficientes gitanos

El político quería convencerles de que abandonaran un campamento

El diputado francés Gilles Bourdouleix, en mayo del 2006.

El diputado francés Gilles Bourdouleix, en mayo del 2006. / ARCHIVO / AFP

1
Se lee en minutos
EFE / París

El diputado francésGilles Bourdouleixha recibido este lunes una lluvia de críticas tras perder los nervios ante las acusaciones porracismoque le lanzaban un grupo degitanosinstalados ilegalmente en un terreno municipal y responder que "quizá"Adolf Hitlerno ejecutó a suficientes de ellos.

"Quizá Hitler no mató a suficientes", dijo el diputado de la Unión de Demócratas e Independientes cuando le increparon los ocupantes de 150 caravanas instaladas sin permiso en un terreno agrícola de la ciudad de Cholet. Bourdouleix, que también es el alcalde de esta localidad de unos 50.000 habitantes cercana a Nantes, quería convencerles de que abandonasen el campamento, pero los gitanos le recibieron haciendo el saludo nazi y tachándole de racista, según informó el diario local 'Le Courrier de l'Ouest'.

Las caravanas se instalaron en los citados terrenos después de que el lugar en el que se encontraban alojados antes tuviera que ser evacuado por los trabajos que se realizan en una autopista. Fue entonces cuando el diputado deslizó el desafortunado comentario, recogido por ese diario y confirmado por las personas que se encontraban en ese momento cerca del alcalde y diputado.

Bourdouleix, de 53 años, ha anunciado a través de un comunicado que va a denunciar ante la justicia al diario por "difamación y atentado contra el honor y la imagen", ya que entiende que sus declaraciones se sacaron de contexto, que la grabación está trucada y que su publicación responde a un "ajuste de cuentas".

Noticias relacionadas

'Le Courrier de l'Ouest' sostiene que el alcalde y los gitanos están enfrentados desde hace un año. Antes había criticado la supuesta falta de respeto de los gitanos que viven en caravanas, a los que acusaba de disfrutar de todos los derechos y de ninguna obligación y se había dicho dispuesto a vaciar un camión lleno de excrementos junto a ellos. LaLiga de Derechos Humanosdel departamento de Maine-et-Loire puso entonces una denuncia contra el alcalde por aquellas declaraciones.

El presidente de la Asamblea Nacional, el socialistaClaude Bartolone, ha condenado las palabras de Bourdouleix en nombre de la cámara baja. "Las palabras empleadas por el señor Bourdouleix son abyectas e insostenibles. Le hacen mal a Francia. Son un insulto a nuestra historia y a nuestros valores comunes", ha señalado.