España sigue defendiendo su 'no' a la independencia de Kosovo

La postura del Gobierno español retrasa la apertura de negociaciones con Pristina para un acuerdo de asociación con la UE

Se lee en minutos

El Gobierno español ha defendido este lunes su oposición a la independencia de Kosovo a pesar de las negociaciones que la Unión Europea (UE) tiene previsto abrir con Pristina para un acuerdo de asociación, un paso que por ahora frenan España y Chipre, informan fuentes europeas.

"No tenemos cambio de posición respecto de Kosovo. Hay un acuerdo con Serbia que tiene que ser implementado y evaluado, pero no hay nada que nos haga cambiar respecto a la postura que hemos mantenido", ha declarado el secretario de Estado de Asuntos Exteriores español, Gonzalo de Benito, tras participar en una reunión de los titulares de Exteriores de la UE.

El representante español ha recordado que "hay 90 países en la comunidad internacional que son contrarios a la independencia de Kosovo y nosotros estamos con ese grupo de países, que son un número amplio y muy importante".

Firmado por la UE, no por los Estados miembros

Los Veintisiete ultiman una decisión para abrir negociaciones para un acuerdo de asociación con Kosovo, un paso sobre el que los embajadores de los Estados miembros volverán a discutir hoy, tras un intento infructuoso esta mañana. Por ahora, según fuentes europeas, España y Chipre son los países que han frenado la adopción del texto por cuestiones relacionadas con el estatus de la exprovincia serbia, una información que no ha sido confirmada por De Benito, que se ha remitido "a lo que se hable mañana en el Consejo de Asuntos Generales".

La reunión de mañana debe, a priori, tomar la decisión sobre Kosovo, que luego sería confirmada por los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre que celebrarán el jueves y el viernes en Bruselas. Ese paso, que iría en paralelo al establecimiento de una fecha para iniciar negociaciones de adhesión con Serbia, premia el histórico acuerdo alcanzado entre Belgrado y Pristina para normalizar sus relaciones.

Tradicionalmente, los acuerdos de asociación están considerados un paso previo a las negociaciones de adhesión, aunque la discusión sobre un acuerdo de asociación con Kosovo se haría "sin perjuicio de las posiciones de los Estados miembros sobre el estatus", según un borrador al que Efe ha tenido acceso. Según fuentes diplomáticas, el acuerdo se negociaría en todo caso para ser firmado únicamente con la UE y no con sus Estados miembros, lo que evitaría que los cinco países que no reconocen a Kosovo tuvieran que ratificarlo, lo que supondría una novedad en este tipo de convenios.

Alemania retrasa las negociaciones con Serbia

Te puede interesar

Junto a la apertura de negociaciones con Kosovo, los Veintisiete tratan esta semana de cerrar una fecha para el inicio del diálogo de adhesión con Serbia. Según ese borrador, las negociaciones con Belgrado se abrirían como muy tarde en diciembre, pero Alemania insiste en retrasarlas al año próximo, según fuentes comunitarias. Una mayoría defiende la necesidad de mostrar "compromiso" con Serbia, tras su acuerdo con Kosovo, y considera que no hacerlo ahora podría tener consecuencias negativas, señalan las mismas fuentes.

La voluntad, en todo caso, es lograr un compromiso "aceptable para todos" tanto en el caso de Serbia como en el de Kosovo, con el fin de que los líderes puedan simplemente confirmarlo a finales de esta semana.