13 jul 2020

Ir a contenido

POLÉMICA EN EEUU

El espionaje de EEUU recoge millones de registros de llamadas telefónicas

Una orden judicial secreta obliga a la compañía Verizon a entregar la información a la NSA

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EEUU recoge a diario registros de llamadas telefónicas de millones de clientes de la operadora de telefonía Verizon, en virtud de una orden judicial secreta, según revela este jueves el rotativo británico 'The Guardian'.

El rotativo informa en su página digital de que ha tenido acceso a una copia de esa disposición judicial emitida el pasado mes de abril, en la que se exige a Verizon que facilite de "manera continua" y "a diario" a la NSA información de todas las llamadas de teléfono, tanto internas como entre EEUU y otros países.

El documento muestra, por primera vez, que bajo la Administración del actual presidente de EEUU, Barack Obama, se han efectuado registros de comunicaciones de millones de ciudadanos de EEUU de manera indiscriminada y sin tener en cuenta si los autores de las llamadas son sospechosos o no de haber cometido algun delito.

Los datos

La orden secreta fue emitida, a petición del FBI, por el llamado Tribunal de Inteligencia y Vigilancia Extranjera y firmada por el juez Roger Vinson. La orden obliga a Verizon a entregar, durante un periodo de tres meses que finaliza el 19 de julio, los números de teléfono de los dos comunicantes, el lugar de la llamada, así como su duración, pero no el contenido de la conversación. También prohíbe a la compañía revelar la existencia de la dicha orden.

Esta orden judicial es la primera prueba concreta de que, bajo la Administración de Obama, el espionaje de EEUU continúa con la campaña masiva de vigilancia interior que comenzó con la presidencia de su antecesor, George Bush, y causó enorme controversia.

La revelación de 'The Guardian' llega cuando la Administración de Obama ya era objeto de numerosas críticas por el espionaje telefónico a periodistas de la agencia AP y al correo electrónico de un reportero de la cadena de televisión Fox en una investigación sobre una filtración.