28 oct 2020

Ir a contenido

Los rebeldes sirios retienen a cuatro cascos azules de la ONU

Kerry insta en Moscú a Putin a encontrar un "terreno común" para resolver el conflicto en Siria

La Brigada de los Mártires de Yarmuk, una facción rebelde que ha cosechado importantes victorias en el sur de Siria en las últimas semanas, ha admitido que tenía retenidos bajo su poder a un grupo de cascos azules "para su propia seguridad" tras los enfrentamientos registrados en las zonas próximas a los altos del Golán. Los captores difundieron un mensaje en su página de facebook con una fotografía de los cuatro capturados vistiendo chalecos antibalas ligeros en los que podía leerse la palabra 'Filipinas'.

Una portavoz de la ONU admitió la captura, quien precisó que los cuatro hombres fueron retenidos mientras patrullaban en un lugar próximo a donde los 21 observadores de la ONU fueron retenidos durante tres días por combatientes rebeldes. La captura se produce un día después de que Carla del Ponte, miembro de la Comisión de Investigación de la ONU sobre las Violaciones de los Derechos del Hombre en Siria, apuntara con el dedo acusador a los rebeldes por haber empleado armas químicas, una denuncia luego matizada por la propia comisión.

Kerry, en Moscu

Entretanto, en Moscú, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, de visita en Rusia, ha asegurado que esperaba forjar una "postura común" para la solución del conflicto en ese país . "EEUU considera que en gran medida nuestros intereses coinciden en lo que se refiere a Siria. Ya que nosotros y ustedes estamos interesados en la estabilidad regional", ha afirmado Kerry durante un encuentro con el presidente ruso, Vladímir Putin, y citado por las agencias rusas.

El secretario de Estado ha asegurado asimismo que Washington y Moscú se oponen a la propagación del extremismo en Oriente Próximo y expresó su confianza en forjar durante su visita una "postura común" con el Gobierno ruso para la solución del conflicto en el país árabe.