Ir a contenido

AGENDA 2010

Los recortes en Alemania cumplen 10 años

Las reformas del canciller Schröder redujeron el Estado del bienestar y el provocaron que la socialdemocracia perdiera el poder dos años después

JOSÉ M. FRAU

"Quiero agradecer al canciller Schröder, que con valentía y decisión ha abierto una puerta con la Agenda 2010 para adaptar nuestro sistema social a los nuevos tiempos". Este elogio a los recortes sociales que el canciller socialdemócrata Gerhard Schröder anunció en el Bundestag el 14 de marzo del 2003 lo formuló Angela Merkel dos años y medio después, cuando compareció en la Cámara después de ser elegida cancillera.

La Agenda 2010, de la que se cumple ahora una década, le costó a Schröder y a los socialdemócratas la pérdida del poder en el 2005, en unas elecciones anticipadas que dieron la victoria a Merkel, que formó una gran coalición con el SPD, en la que Schröder renunció a participar.

Para determinados sectores de la sociedad, Schröder es el canciller que desmontó el sistema social y abrió las puertas a la pobreza de millones de alemanes, a través de empleos con condiciones precarias, como los conocidos minijobs y los subcontratos. Las críticas más duras por la flexibilización del mercado de trabajo y la reducción de las ayudas sociales procedieron de los sindicatos y del PDS (Partido del Socialismo Democrático), precursor de Die Linke (La Izquierda). Pero también en el seno de su partido, encontró Schröder oposición al conjunto de reformas que entraron en vigor en enero del 2004.