TENSIÓN EN EL MAGREB

Huelga general en Túnez por el asesinato de un opositor de izquierdas

Los asistentes al funeral por Chukri Bel Aid claman contra Rachid Ghanuchi, líder del gobernante partido islamista En Nahda

Un cartel con la imagen de Bel Aid en una calle desierta de Túnez por la huelga general, este viernes.

Un cartel con la imagen de Bel Aid en una calle desierta de Túnez por la huelga general, este viernes. / EFE

Se lee en minutos

Túnez afronta este viernes una tensa huelga general que amenaza con paralizar el país en protesta por la muerte del político opositor Chukri Bel Aid, asesinado a tiros el miércoles, mientras continúa la incertidumbre sobre la formación de un nuevo Gobierno de tecnócratas, prometido por el primer ministro, Hamadi Yabali.

La Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), principal sindicato del país magrebí, se ha unido a la convocatoria lanzada por los principales partidos de la oposición para celebrar la huelga general coincidiendo con el entierro de Bel Aid.

En un clima frío y lluvioso, unos 3.000 asistentes han esperado a las puertas del Centro Cultural de la capital de Túnez, donde yacía el cuerpo de Bel Aid antes del funeral. "Bel Aid, descansa en paz, nosotros continuaremos la lucha", han cantado los congregados, mostrando retratos del dirigente asesinado, informa Reuters.

Algunos de los asistentes al funeral han gritado consignas contra Rachid Ghanuchi, líder del gobernante partido islamista moderado En Nahda. "Ghanucchi, asesino, criminal", han clamado. "Túnez es libre, abajo el terrorismo", añadían.

Despliegue policial

Centenares de policías antidisturbios se han desplegado en la avenida Habib Burgiba, eje de las protestas antigubernamentales en Túnez. Bancos, fábricas y algunos comercios han cerrado las puertas siguiendo la convocatoria de huelga en protesta por el asesinato de Bel Aid. En cuanto al transporte, los autobuses circulan con normalidad, pero el personal del aeropuerto se adherido a la huelga y algunas aerolíneas, como Air Tunis y Egypt Air, han cancelado todos sus vuelos.

El principal sindicato del país ha acusado al Gobierno de la "propagación de la violencia política y social" en Túnez. Su última víctima ha sido el activista de izquierdas Bel Aid, cuya muerte ha sido considerada como el primer asesinato político de la transición tunecina.

La UGTT ha llamado también a todas las fuerzas a unirse al cortejo fúnebre, mientras el ministro de Interior, Ali Laridi, ha pedido calma a la población y ha asegurado en la televisión pública que la policía está en estado de alerta, informa Efe.

Protestas diarias

Desde el miércoles, se han llevado a cabo protestas en más de una decena de ciudades de Túnez, incluida la capital. En muchas de ellas las protestas han derivado en enfrentamientos entre los agentes antidisturbios y los participantes.

Cerca de 50 diputados opositores anunciaron ayer que suspenden temporalmente su representación y se retiraron de la sesión extraordinaria que celebraba la Asamblea Nacional Constituyente, convocada para discutir la crisis desatada tras la muerte de Bel Aid.

Según dijo a la agencia estatal TAP el diputado Al Munyi al Rajui, del Bloque Democrático, su retirada responde a que la Asamblea se encuentra dominada por la "lógica de la mayoría" y porque ha trascendido las funciones para la que fue elegida.

Rechazo islamista

Te puede interesar

Mientras tanto, el comité ejecutivo del principal partido de la alianza gubernamental, En Nahda, continúa sus deliberaciones tras rechazar la propuesta de Yabali, miembro de En Nahda, de formar un Gobierno de tecnócratas para celebrar elecciones lo antes posible.

Según los dirigentes del partido, que han insistido en que no creen que un Gobierno tecnócrata sea la solución para salir de la crisis, Yabali no consultó ni con la agrupación ni con sus socios políticos en el Ejecutivo antes de lanzar su iniciativa la noche del miércoles en un discurso a la nación.