Berlusconi genera otra polémica al asegurar que Mussolini hizo "cosas buenas"

Movimientos de izquierda planean llevar al exprimer ministro ante los tribunales por esta afirmación

1
Se lee en minutos
IRENE SAVIO

Haciendo gala de lo que sabe hacer mejor -provocar polémica-Silvio Berlusconi ha evocado este domingo a uno de los demonios más oscuros de la historia de Italia: el dictadorBenito Mussolini (1883-1945). "Es difícil ponerse en el lugar de quien decidió entonces", ha dicho en un acto en Milán en conmemoración de la Jornada de la Memoria de las Víctimas delHolocausto. Porque Mussolini "hizo cosas buenas", afirmó.

"Sin dudas, el Gobierno de entonces por temor ante la potencia alemana prefirió ser aliado de Hitler que oponerse", ha argumentado, para luego añadir que esa alianza ítalo-alemana le "impuso" a Italia lasleyes raciales, ese conjunto de normas adoptadas por el país en 1938 y 1939 para perseguir ajudíos,gitanosyhomosexuales.

En vista de las elecciones generales de febrero, Il Cavaliere llevó de esta forma, de un tirón, su discurso político haciaAlemania, país al que ahora en sus arengas responsabiliza por la mala gestión europea de la crisis económica. Y, de paso, le hizo guiño a la parte más reaccionaria de su electorado.

La ola de protestas no tardó en llegar

La ola de protestas no tardó en llegar, claro. "Las palabras de Berlusconi no fueron sólo inoportunas, sino que trasmitieron el falso mensaje de que Italia exterminó a sus judíos por culpa de un aliado", dijo Renzo Gattegna, presidente de las Comunidades Judías de Italia.  Otros, como representantes del movimiento de los Indignados en Italia, incluso anunciaron que en los próximos días presentarán una denuncia contra el político, dado que la legislación italiana prohíbe elfascismoy prevé penas de prisión de hasta cuatro años para quienes hagan apología a estaideología.

Noticias relacionadas

Más aún que estas palabras llegan en un momento muy difícil a raíz de la tensión social que está viviendo el país por la crisis, como refleja el hecho de que cuatro partidos con ideas abiertamente fascistas -que la policía vigila con el rabillo del ojo- se hayan presentado en los próximos comicios, uno de ellos por primera vez.

--