09 jul 2020

Ir a contenido

entrevista con el Director de datos de Obama

Ethan Roeder: «El debate de las armas genera ira y frustración»

MARTÍ BENACH
BARCELONA

Ethan Roeder, director del departamento de datos de la campaña de Barack Obama en el 2008 y el 2012, ha sido pionero en el uso intensivo del análisis de datos que ayudó a la reelección del presidente de EEUU. El pasado lunes viajó a Barcelona para asistir a la presentación de Elecciones USA 2012: los 12 factores decisivos, de Antoni Gutiérrez-Rubí, el primer e-book editado por EL PERIÓDICO.

-Usted escribió un artículo en el New York Times titulado No soy Big Brother. ¿Le llaman así?

-No, el título lo puso el diario. Quise aclarar un gran malentendido sobre el tipo de datos con los que trabajamos en las campañas políticas. Varios medios de EEUU especularon con que la campaña de Obama recogía información privada de las personas, lo que es falso. Obtuvimos un montón de datos, pero el modo de hacerlo fue legal y transparente.

-¿Qué influencia tuvo la campaña online en la reelección de Obama?

-Pese al crecimiento de las redes sociales, no debemos exagerar esta influencia. En el 2008, Facebook era una décima parte de lo que es ahora, y la campaña de Obama solo lanzó un tuit. En el 2012, en cambio, probablemente se lanzaron decenas de miles. El uso de las herramientas online está cada vez más integrado en nuestros métodos organizativos. Sin embargo, la mayoría del trabajo realizado fue todavía offline, en oficinas tradicionales, por gente que venía a hacer llamadas telefónicas.

-¿Ha sido decisiva la gran presencia de Obama en las redes sociales?

-No lo creo, el presidente ganó por unos cuatro millones de votos, y me parece imposible determinar con precisión un solo factor decisivo. Creo que debemos dar crédito al candidato y a sus propuestas.

-¿Cómo se consigue que un presidente alcance 24,5 millones de seguidores en Twitter?

-Creo que a base de humanizarlo, haciéndolo accesible. Se decidió, por ejemplo, que algunos de los tuits serían comentados por él directamente, y que otros serían citas para cenar una noche con Barack, o con él y Michelle. Buscamos modos de animar a la gente a unirse a nuestro esfuerzo online. Una iniciativa que entusiasmó fue su participación en Ask me anything [Pregúnteme lo que sea], en la web Reddit.com, donde respondió a todo tipo de cuestiones.

-¿Y que una foto suya abrazando a su mujer sea la más tuiteada de la historia?

-En esto estoy tan perdido como cualquiera, pero diría que algo así puede suceder cuando personalizas al presidente integrando su historia con la historia de la campaña.

-¿Qué va a hacer Obama tras la masacre de Newtown?

--No lo sé, ya no trabajo para su campaña. Lo que puedo decir es que he visto grandes debates sobre esta cuestión y que genera ira y frustración. Creo que a nivel local está progresando la idea de la necesidad de un mayor control sobre las armas, de que se implante ya mismo una legislación sustancial que impida firmemente que hechos como los de Newtown vuelvan a ocurrir. Tengo la esperanza de que la Administración actúe con energía.

-¿Cuál es su posición personal como ciudadano estadounidense?

-Pienso que debería haber mayores controles sobre las armas de fuego. Creo que se trata de una cuestión de sentido común. No puede ser que armas que pueden matar a 23 personas en tres minutos estén a disposición pública. No creo que haya ningún argumento razonable para mantener esta situación.