Corea del Norte saca a las masas a la calle para celebrar el lanzamiento del satélite

Miles de ciudadanos se concentran en la plaza principal de Piongyang

Celebración masiva en Piongyang por el éxito del lanzamiento del satélite

Celebración masiva en Piongyang por el éxito del lanzamiento del satélite / JON CHOL JIN (AP)

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / Seúl

Corea del Norte ha organizado unevento multitudinario en la plaza Kim Il-sung de Piongyang para celebrar que el país ha logrado por primera vez en su historia poner en órbita unsatélite.

Miles de ciudadanos y militares se han concentrado el viernes en la principal plaza de la capital para aplaudir los discursos de altas autoridades del Partido de los Trabajadores, el Estado y el Ejército, y loar a sus líderes, en un país caracterizado por el extremo culto a la personalidad de sus dirigentes.

A pesar de las bajas temperaturas, la gigantesca plaza aparecíaabarrotada, con carteles rojos de varios metros que exponían su apoyo a los líderes y celebraban el éxito del lanzamiento del Kwangmyongsong-3 (Estrella brillante-3).

La KCNA citó a representantes de diversos estamentos del país al afirmar que el logro espacial "es un regalo de la lealtad brindado por el partido, el Ejército y el pueblo de Corea del Norte al líder Kim Jong Il", de cuyo fallecimiento se cumplirá un año el próximo lunes.

"Un país poderoso"

El Ejército y el pueblo norcoreanos "avanzan de forma dinámica hacia la causa justa causa", indicó la agencia, que aseguró que "poseer disuasión nuclear, un cohete portador y un satélite en funcionamiento servirán para construir un país socialista próspero y poderoso" en una Corea reunificada.

"No hay fuerza en la tierra que pueda cuestionar la decisión independiente del Songun (política consistente en dar prioridad al Ejército) de Corea en base a una poderosa garantía militar", añadió.

Noticias relacionadas

No obstante, el régimen norcoreano insistió a través de su agencia estatal en que la puesta en órbita el miércoles del satélite Kwangmyongsong-3 tiene fines exclusivamente pacíficos, en contra de las críticas de la comunidad internacional.

Corea del Sur, EEUU, Japón y un amplio número de países consideran que el lanzamiento del cohete de largo alcance norcoreano Unha-3 que portaba el satélite encubre un ensayo de misiles balísticos que violaría dos resoluciones de la ONU.