Ryan Call: "A menos que cambiemos de rumbo, acabaremos como España"

El presidente del Partido Republicano de Colorado analiza en una entrevista el debate de esta madrugada

El presidente del Partido Republicano de Colorado (EEUU), Ryan Call.

El presidente del Partido Republicano de Colorado (EEUU), Ryan Call. / FACEBOOK

2
Se lee en minutos
RICARDO MIR DE FRANCIA / Denver (Colorado)

Apenas tres horas antes del inicio delprimer debate presidencialenEEUU,Ryan Call, el presidente delPartido Republicano de Coloradoresponde a las preguntas de este diario en el campus de laUniversidad de Denver. Es hora, dice, de queMitt Romneyexplique de forma convincente al país cómo piensa hacerlo mejor que elpresidente Obama.

--¿Qué espera del debate de esta noche?

--Es una oportunidad importante y decisiva para los dos candidatos. Romney tiene la posibilidad de presentar de forma clara sus ideas para el país y la decisión que enfrentan los votantes. La diferencia de planteamientos es grande. Y es interesante compararlo, por ejemplo, con algunos de los problemas que atraviesan algunos de nuestros amigos europeos debido a unos Estados sociales demasiado grandes y unos programas demasiado costosos. América está solo al principio de ese camino, pero a menos que cambiemos de rumbo podríamos seguir los pasos de Grecia o España.

--¿Por qué está Romney tan obsesionado con el modelo europeo? ¿No cree que es importante que todos los ciudadanos tengan acceso a la sanidad y la educación, o que el dinero no determine las oportunidades que uno tiene en la vida?

--Esta es una de las diferencias del sistema americano. Nuestro planteamiento es más limitado, el coste de los programas se debe equilibrar con la capacidad del Gobierno para pagarlos recaudando impuestos. Nuestro sistema, que nos ha llevado a una prosperidad significativa, se apoya mucho más en el sector privado y el libre mercado que en el asistencialismo del Estado. Esta es una de las diferencias claves entre Romney y Obama. Obama nos llevará a un modelo próximo al de Europa.

--¿Cuáles son los puntos fuertes y las debilidades Romney y Obama para este debate?

--El reto de Obama es el de enfrentar los resultados de sus políticas con las promesas de hace cuatro años. A todos los presidentes que buscan la reelección hay que juzgarlos por lo que han hecho. Y con la economía en el estado actual, con el paro bastante alto y una deuda que crece cada año en billones de dólares, le va a resultar difícil defenderlo. En cuanto a Romney, su reto es explicarle a la ciudadanía cómo piensa hacerlo mejor. Presentarle sus programas para ayudar a la economía, promover el comercio y la independencia energética. Es el momento de convencerles de que su pasado como gobernador de Massachusets, al frente de los Juegos Olímpicos o en el sector privado es lo que necesita el país.

Noticias relacionadas

--¿Podría ser esta la última oportunidad para Romney?

--Es una oportunidad importante, pero no la última. Quedan todavía dos debates presidenciales, además del de vicepresidentes, y 34 días más de campaña que servirán para presentar los argumentos finales.