Obama y Romney se la juegan en internet

Las próximas elecciones presidenciales de EEUU encuentran en las redes sociales la clave para tomar el pulso del electorado

La televisión ve peligrar su papel como medio de comunicación de masas central de la campaña

Obama y Romney se la juegan en internet
5
Se lee en minutos

Ver vestido al presidente de EEUU, BarackObama, y al rival republicano MittRomneycomo si fueran gladiadores o robots ya es posible, aunque sea solo en papel. Por el momento. Esta es la idea de una editorial americana para animar lacarrera hacia la Casa Blanca. Una iniciativa que ya tuvo mucho éxito en el 2008 y que vuelve con más modelos para el futuro presidente. Pero para la mayoría de los analistas políticos la futurabatalla electoral de EEUU se jugará enla red. Al margen de iniciativas más o menos originales, la tendencia principal que pasará a ser fundamental en el cambio de voto de los proclives a ello estará en la estrategia en internet y, en concreto, en las redes sociales. Las elecciones presidenciales del 2012 en EEUUserán las primeras en las que lasredes sociales sean una pieza clave tanto para los estrategas de campaña como para la percepción en tiempo real de la marcha de un candidato.

Como dijo recientemente Adam Sharp, responsable de gobierno, noticias e innovación de Twitter, por primera vez en la historia de las elecciones estadounidenses los masivos volúmenes de información de la red "permiten medir conversaciones que antes tenían lugar en cafeterías o en la cocina de la oficina y ahora se dan en internet". Las oficinas de campaña del presidente Barack Obama cuentan, además de con los tradicionales voluntarios para hacer llamadas telefónicas y organizar eventos, con más de un centenar de ingenieros informáticos.

Información y desinformación

Todavía es pronto para evaluar si la campaña en internet será una campaña informativa o desinformativa, una campaña de márketing de guerra (destinada a aflorar los defectos del oponente) u orientada a aflorar los instintos más bajos de los electores (contra grupos sociales). Los grupos de trabajo especializados de Obama analizan las tendencias de internet y las opiniones que expresan los usuarios en las redes sociales para diseñar una campaña efectiva en un medio que poco a poco se acerca en importancia a la televisión. El objetivo es lanzar mensajes a la red, amplificarlos y que éstos se conviertan en el centro del debate político entre los líderes de opinión.

El presidente está mucho más adelantado en el uso de las redes digitales que su rival republicano MittRomney, que lucha aún por alcanzar la fuerte presencia deObamaen Twitter, en blogs o aplicaciones de telefonía móvil. La campaña de Obama ha gastado unos 36 millones de dólares en publicidad y campañas en internet, frente a los 86 millones de dólares en televisión, según datos recopilados por el diario'The New York Times'. La campaña de Romney ronda los 10 millones en gastos de campañas digitales, frente a los 47 millones en publicidad en la pequeña pantalla, según datos recopilados por bases de datos que analizan los gastos de campaña. Desde las elecciones del 2008 el crecimiento de las redes sociales y las herramientas para medir la información que generan han llevado a las principales plataformas de internet a habilitar aplicaciones que miden día a día lo que en los comicios del 6 de noviembre se traducirá en votos.

Las menciones y seguidores de Twitter, los "me gusta" de Facebook o el número de búsquedas en Google se han convertido en otro barómetro electoral en los comicios del 2012, y a diferencia de las encuestas, estos son en tiempo real. Sobre su fiabilidad, el día después de haber elegido al presidente se comprobará cual ha sido. De la misma manera que las encuestas electorales, el día después de las elecciones es momento para evaluar la fiabilidad de la red para testar los nuevos instrumentos.

Generadores de contenido o abiertos al debate

El presidente Barack Obama, pionero en el  2008 en el uso de internet con propósitos electorales, es uno de los usuarios más activos de la red, con sus cuentas de Facebook, Twitter, Instagram (portal de fotos) o YouTube. Según el análisis de las redes sociales publicado este miércoles por elcentro Pew, la campaña de Obama es tan activa como la de su rival republicano, Mitt Romney, en Facebook o YouTube, pero el presidente genera muchos más comentarios y respuestas positivas que su contrincante. El informe, que analiza datos del mes de junio, afirma que pese a la oportunidad de comunicación bidireccional que ofrece internet, ni los demócratas ni los republicanos están abiertos al debate en la red y prefieren limitarse a ser generadores de contenido.

Para los recién llegados, como el candidato republicano a la vicepresidencia, el congresista por Wisconsin Paul Ryan, Facebook ha sido un medio clave para darse a conocer en el ciberespacio, según atestiguó esta semana el "Talk Meter" una aplicación de Facebook y CNN, que mide la variación en comentarios dentro de la red social. Ryan, un desconocido para más de la mitad de los estadounidenses antes del sábado, ha pasado a ocupar el primer puesto de este barómetro de la popularidad en la red social y ahora el perfil del político tiene más de medio millón de "like" (me gusta). Twitter, la red social de mensajes cortos, ha creado un barómetro que analiza diariamente 400 millones de comentarios y expone una gráfica en tiempo real de las opiniones del candidato, un método que aspira a sustituir a las encuestas en el futuro.

Nuevos instrumentos

Noticias relacionadas

"Queremos ser más rápidos y fiables en opinión de los votantes que las encuestas tradicionales. El nuevo instrumento mide volumen de comentarios y utiliza algo llamado análisis de sentimiento para saber qué tan positivo o negativo es un tweet sobre un candidato y determinar un valor", indican los responsables de "Twitter Election Index". Según Sheila Krumholz, directora ejecutiva de OpenSecrets.org, una organización encargada de analizar los gastos y donaciones a políticos, "YouTube se ha convertido en un centro de experimentos de vídeos en el que se analiza la respuesta a ciertos mensajes" antes de ponerlos en televisión.

Nunca como hasta ahora, la investigación sobre la comunicación de masas ha tenido instrumentos tan potentes para analizar el devenir de unas elecciones. A los instrumentos se une una población sensible a esos medios, aunque el grado de representatividad de esos activos internautas sobre el conjunto de la población todavía está en entredicho. Los expertos coinciden en la importancia de las redes sociales para comandar la opinión pública pero al final nadie debe subestimar la opinión de la mayoría silenciosa, la que integran aquellos para los que internet no ha entrado en sus vidas.