30 mar 2020

Ir a contenido

LA CARRERA POR LA CASA BLANCA

El magnate de Eurovegas apoya la campaña de Romney con 10 millones de dólares

Adelson es un importante donante a causas conservadoras y, sobre todo, en apoyo a Israel

IDOYA NOAIN / Nueva York

Los casinos, hoteles y centros de convenciones son la fuente de millonarios ingresos de Sheldon Adelson, el hombre tras el proyecto de Eurovegas. La política -conservadora y siempre en apoyo a Israel-, uno de sus principales beneficiarios. The Wall Street Journal ha confirmado que Adelson dona 10 millones de dólares a Restore Our Future, el super comité de acción política (SuperPAC) que apoya a Mitt Romney en su carrera hacia la Casa Blanca.

Y el cheque se convierte en la mayor donación individual en respaldo del candidato republicano que trata de sacar a Barack Obama del Despacho Oval tras un solo mandato.

Adelson, cuya fortuna Forbes estima en 20.000 millones de dólares, lleva años haciendo generosas contribuciones a causas políticas. De hecho, 21 millones de su dinero fueron la fuente que permitió a Newt Gingrich mantener viva este año su carrera en las primarias republicanas. Y ahora que para esta campaña electoral ha presupuestado, según fuentes citadas por el Journal, 100 millones de dólares, ha puesto su poder monetario tras Romney (cuya candidatura se oficializará a finales de agosto en la convención en Tampa).

Independencia en entredicho

Los SuperPAC por ley no pueden coordinarse con la campaña de un candidato, pero ha quedado demostrado que esa supuesta independencia es una entelequia por cosas como el traspaso de personal de campañas a estos grupos.

Romney y Adelson se encontraron personalmente en Las Vegas el mes pasado, donde el magnate ya le anunció que le apoyaría económicamente. Fue un encuentro privado en el que Adelson quería asegurarse de las posiciones de Romney en algunos asuntos que considera clave, especialmente la defensa a ultranza de Israel. Y es que desde que se casó con su segunda y actual esposa la implicación de Adelson en la defensa de Israel ha sido cada vez mayor.

El matrimonio considera que Obama no es firme en la alianza con Israel, pese a haber dado visibles pasos de apoyo como el último discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, donde alertó de que no permitiría que los palestinos buscaran el reconocimiento como estado miembro.

Guerra con los sindicatos

Con los 100 millones de presupuesto para este ciclo de campaña, Adelson se plantea apoyar también a grupos como Crossroads GPS, fundado por Karl Rove, el hombre que era conocido como el cerebro de George Bush. Adelson también donó un cuarto de millón de dólares a favor del gobernador republicano de Wisconsin Scott Walker, que sobrevivió a una elección especial la semana pasada, en parte gracias a gastar casi ocho veces más que su rival.

Walker es responsable de una de las leyes que más dura y efectivamente han atacado los derechos de negociación colectiva de los sindicatos de funcionarios en EEUU. La guerra de Adelson con los sindicatos es material legendario y sus casinos en Las Vegas son los únicos de la ciudad donde los trabajadores no pueden formar parte de un sindicato.