26 nov 2020

Ir a contenido

TERCERO EN POCOS MESES

Muere el joven marroquí que se quemó a lo bonzo para protestar

Hamid El Kanuni, de 27 años, había sido denunciado por vender pan en la calle sin permiso

El joven marroquí que intentó suicidarse a lo bonzo en el interior de una comisaria de policía en la localidad de Berkán, en el noreste del país, ha muerto este martes en un hospital en Casablanca, informó una fuente de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH).

Los hechos ocurrieron el pasado domingo, cuando Hamid El Kanuni, de 27 años, se dirigió a la comisaria de policía de Berkán y se prendió fuego en protesta por una denuncia que se le había impuesto y por la que estaba siendo juzgado. La AMDH explicó que el joven fue denunciado por un panadero por vender ilegalmente pan frente a su establecimiento.

Tras lo ocurrido, El Kanuni, que sufrió heridas de tercer grado, fue trasladado de urgencia al hospital de Ibn Roshd en Casablanca.

Se trata de la tercera persona que muere en Marruecos en los últimos meses tras quemarse a lo bonzo. La última fallecida fue Fadua Larui, de 26 años, que en febrero se prendió fuego en la ciudad marroquí de Suk Sebt, situada en el interior del país, después de que le fuese denegada una vivienda social que había solicitado.

Estas protestas a lo bonzo en Marruecos se registraron después de que un joven se prendiese fuego en Túnez y desencadenase las revueltas que pusieron fin al régimen del presidente Zine Abidine Ben Alí y movimientos de rebelión en otros países árabes.