FASCINADO POR LA CULTURA ASIÁTICA

Breivik solicita un psiquiatra japonés porque cree que lo "comprenderá mejor"

El Tribunal de Oslo ha nombrado a dos especialistas noruegos para decidir si es penalmente responsable o está "loco" como dice su abogado

El juez deniega la pretensión del detenido de declarar en inglés ante el tribunal

Breivik es trasladado en un vehìculo policial hasta los juzgados de Oslo.

Breivik es trasladado en un vehìculo policial hasta los juzgados de Oslo. / JON ARE BERG JACOBSEN/AFTENPOSTE (EFE)

1
Se lee en minutos
AFP / Oslo

Anders Breivik Behring, elextremista de 32 años queconfesó serautor de lamatanza del 22 de julio enNoruega, ha pedido serevaluado por unpsiquiatra japonés, según él, más capaces de "comprender " a uneuropeo, ha dicho suabogado este martes en unperiódico noruego.

"Micliente ha expresado su interés en que le examine un experto japonés. Este deseo gira en torno al concepto delhonor. Considera que un japonés puede entenderlo mucho mejor que un europeo", dijoGeir Lippestad al diarioDagens Næringsliv.

ElTribunal Municipal de Oslo ha nombrado a dospsiquiatras expertos noruegos, Synne Soerheim yTorgeir Husby, para decidir si Behring Breivik, que según su abogado parece estar "loco", espenalmente responsable.

Thomas Heggammer, un experto contra el terrorismo y el islamismo en Noruega, señaló en una recienteentrevista con la AFP que en su manifiesto de 1500 páginas publicadas poco antes del atentado, Breivik se mostró "fascinado porJapón yCorea."

Noticias relacionadas

Varios psiquiatras entrevistados por la AFP consideran probable que sea responsable penalmente, lo que allanaría el camino para unjuicio yencarcelamiento. En la actualidad, los delitos en los que incurre el noruego corresponden a 21 años en prisión por "terrorismo", pero esta cifra podría aumentar a 30 años si es acusado de "crímenes contra la humanidad."

El autor de la carnicería del 22 de julio ha pedido asimismo hablar eninglés al tribunal por un motivo que no ha precisado, una demanda que ha rechazado el juez, según ha anunciado la policía noruega.