ENTREVISTA CON EL SECRETARIO GENERAL DE LA UNIÓN POR EL MEDITERRÁNEO

Youssef Amrani: «Europa ha entendido que la vecindad sur debe ser prioritaria»

Youssef Amrani, en su despacho de la UpM en Barcelona, ayer.

Youssef Amrani, en su despacho de la UpM en Barcelona, ayer. / FRANCESC CASALS

Se lee en minutos

MONTSE MARTÍNEZ
BARCELONA

Diplomático de dilatadísima carrera, se percibe inmediatamente su don de gentes. Youssef Amrani se autodefine como un hombre de desafíos al ser preguntado si el cargo que acaba de ocupar -secretario general de la Unión por el Mediterráneo (UpM)- es un cargo envenenado, teniendo en cuenta la inoperatividad del organismo durante sus dos primeros años de vida. La UpM aglutina a los 27 países de la UE y los 16 de la ribera sur y este del Mediterráneo.

-¿Qué tiene pensado para hacer llegar a la ciudadanía lo que es la UpM ya que, realmente, muy poca gente sabe lo que es?

-Es una organización que ha sido creada con un objetivo claro, una zona de paz y cooperación en el Mediterráneo. Puede que hace un año, mucha gente pudiera dudar de la UpM porque no entendían exactamente lo que es. Especialmente los catalanes deben saber que la sede está aquí, en Barcelona. Los ciudadanos deben ver cosas concretas a través de los proyectos que estamos preparando. Aportar más visibilidad al proyecto.

-Insistió en su toma de posesión en el papel de la UpM en los procesos democratizadores iniciados en la primavera árabe.

-Hoy, tras la primavera árabe, el proyecto de la UpM es más viable que nunca. El contexto original ha cambiado. Varios países han vivido revueltas para alcanzar la democracia y este contexto es muy favorable a la UpM. A pesar del difícil momento de crisis financiera, Europa ha entendido que la vecindad sur debe ser su prioridad. La UE en su conjunto. Antes solo eran algunos países mediterráneos los precursores y ahora es el conjunto de la UE. Europa mira al sur como el socio con quien construir un futuro mejor.

-¿La primavera árabe ha dado sentido a una UpM en horas bajas?

-Soy un hombre de desafíos. El proyecto no es fácil, pero no hay nada fácil en este mundo. He percibido que ahora hay voluntad política. Me siento fuerte porque tengo conmigo la voluntad política. Lo percibí en la toma de posesión. La UpM puede ser el catalizador de la nueva gobernanza mediterránea.

-¿Hay ahora más voluntad política que en los dos primeros años?

-Sí, porque el contexto ha cambiado. El ministro de Exteriores francés dijo que la UpM era un proyecto premonitorio para enfrentar los desafios del sur. Si Europa se está replanteando cambiar su política de vecindad es por algo. Europa actúa por interés, pero también por solidaridad. Por ejemplo, en el tema de la inmigración.

-¿Tiene claro la UE que la UpM se basa en un partenariado norte-sur entre iguales?

-Estamos consiguiéndolo y eso es muy importante. Si países importantes como Alemania y Gran Bretaña se están implicando en el proyecto, es la mejor demostración de que el Mediterráneo sur es la prioridad. La declaración de la UE ha sido tajante en el sentido de que hay que buscar más medios financieros. Es básico abrir mercados.

Te puede interesar

-¿Seguirá el conflicto árabe-israelí paralizando proyectos de la UpM?

-La UpM no es el marco adecuado para resolver conflictos. Hay gestos que indican que hay mejor entendimiento.